SINTESIS NACIONAL

BREVES

Se postergó para el 30 de agosto la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo
El Ministerio de Producción y Trabajo informó este martes que postergó hasta el viernes 30 de agosto el encuentro del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, previsto para este jueves, para "planificar mejor el trabajo junto a las nuevas autoridades del Ministerio de Hacienda", indicó un comunicado. "La reunión del organismo tripartito -Gobierno, sindicatos y empresarios- se realizará el 30 de agosto en procura de avanzar junto a los representantes de los trabajadores y de los empleadores en un nuevo aumento del salario mínimo, vital y móvil y de las prestaciones por desempleo", puntualizó la cartera que conduce Dante Sica. Según informó la dependencia estatal, la designación del viernes 30 como fecha permitirá "una mayor planificación del trabajo junto a las nuevas autoridades del Ministerio de Hacienda para avanzar en la implementación de lo resuelto con sus participantes".

Fernández y Macri abren el diálogo entre sus equipos económicos
Con el objetivo de reforzar la gobernabilidad, el presidente Mauricio Macri se comunicó anteayer con los dos principales candidatos de la oposición, Alberto Fernández y Roberto Lavagna, con los que habló de las últimas medidas que adoptó y les adelantó que el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, convocaría a sus asesores económicos. A diferencia de la primera comunicación, en la que se impuso la desconfianza que arrastran desde hace décadas, en esta oportunidad cerca del Presidente resaltaron el "muy buen" diálogo que mantuvo con el candidato a presidente del Frente de Todos. Fernández también resaltó el tono de la conversación. "Hay que sacarles el dramatismo a esas charlas. Son charlas que tienen que hacerse cotidianas, que tienen que ver con un momento difícil de la política y la institucionalidad argentinas. Fue una charla franca y de respeto", describió el candidato más votado en las PASO.

Gobernadores se reúnen hoy en rechazo a las rebajas impositivas
Los gobernadores peronistas y no oficialistas se reunirán hoy en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para analizar el impacto fiscal del paquete de medidas económicas que anunció el presidente Mauricio Macri luego de la derrota de las PASO. En la previa, la intención de la mayoría de los 19 mandatarios que anticiparon su presencia en el CFI -o que enviarían delegados- era formalizar un rechazo a ese paquete de medidas, que impactarán en los ingresos coparticipables por las devoluciones o rebajas del IVA, Ganancias y monotributo. El encuentro está pautado para las 11, y según informó la agencia de noticias Télam, en la lista de invitados figuran los mandatarios que formalmente apoyan la fórmula presidencial encabezada por Alberto Fernández, pero también Omar Gutiérrez (Neuquén), Hugo Passalacqua (Misiones) y Miguel Lifschitz (Santa Fe).El mandatario cordobés, Juan Schiaretti, por su parte, enviará a su ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano.

Vidal y Kicillof se reúnen hoy con sus intendentes
En espejo, la gobernadora María Eugenia Vidal, y su principal rival electoral, Axel Kicillof, del Frente de Todos, reunirán esta tarde a los intendentes bonaerenses con los que comparten boleta y ambiciones de cara a los comicios de octubre. El encuentro de Juntos por el Cambio será en la República de los Niños, en Gonnet, a las 16.30. La cita del peronismo está convocada media hora antes, en el polideportivo municipal Delfo Cabrera, en Sarandí. Aunque para el inicio legal de la campaña electoral bonaerense habrá que esperar un mes, está claro que ambos encuentros marcarán el kilómetro cero en la hoja de ruta para los comicios de octubre. También se espera que el clima político sea diametralmente opuesto en ambas reuniones, a partir de los 17 puntos de ventaja que Kicillof obtuvo sobre Vidal en las PASO del 11 de agosto, que en mayor o menor margen se trasladaron a sus candidatos municipales.

Macri les dijo a los dirigentes del campo que no habrá cambios en las retenciones
El presidente Mauricio Macri recibió ayer a la Mesa de Enlace y les ratificó a sus dirigentes que no hará cambios en el esquema de retenciones al campo. Macri y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere, estuvieron durante 40 minutos con Carlos Iannizzotto (Coninagro), Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina), Dardo Chiesa (Confederaciones Rurales Argentinas) y Daniel Pelegrina (Sociedad Rural Argentina), quienes le entregaron un documento de 14 políticas para el agro. Por la tarde, los ruralistas le presentaron el mismo paper a Roberto Lavagna. "No hay cambios [en las retenciones]", fue la respuesta de Macri ante una pregunta sobre una eventual suba.

Las reservas cayeron más de u$s3.000 millones y tocaron su menor nivel del año
Las reservas del Banco Central cayeron este martes u$s3.016 millones y perforaron la cota de los u$s60.000 millones,después de que el Ministerio de Hacienda cancelara un préstamo - denominado REPO -, y tras las subastas de venta de divisas realizadas por el BCRA en el mercado de cambios. Los activos internacionales de la autoridad monetaria terminaron en u$s59.390 millones, lo que representa el menor nivel en lo que va del año. El Gobierno pagó este martes u$s2.615 millones para cancelar un repo otorgado por bancos extranjeros. En la operación el Tesoro recompró bonos que los bancos habían adquirido como garantía de su préstamo inicial, en una operación que anula compromisos futuros de deuda por u$s12.810 millones, y que dejan de ser computados como deuda pública.

El FMI dice que Argentina afronta "una difícil situación"
El FMI reapareció tras las conferencias del ministro de Economía, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris . Gerry Rice, vocero principal del organismo, aseguró que siguen “de cerca” la situación en Argentina y mantienen un “diálogo continuo” con las autoridades de política económica. A través de un breve comunicado, dijo que el país afronta una “difícil situación” y ratificó lo anunciado por el Gobierno: que llegará una nueva misión del FMI en los próximos días para revisar las metas fiscales y autorizar el próximo desembolso. Se trata de las primeras palabras del Fondo tras un largo silencio posterior a las primarias, la megadevalución, el lanzamiento de paquete de medidas económicas y la salida de Nicolás Dujovne de la cartera económica.

Joseph Stiglitz: "Macri pidió prestado demasiado, apostó en grande y apostó mal"
“Argentina puede evitar la reestructuración de sus bonos si los funcionarios revierten a tiempo las medidas de austeridad que sofocan el crecimiento para estimular el crecimiento económico y eludir una crisis de deuda”, expresó el economista estadounidense Joseph Stiglitz. El ganador del premio Nobel cuestionó el programa adoptado por el gobierno de Mauricio Macri para acceder al financiamiento del FMI. “Creo que es inequívocamente probable que (Fernández) tenga una mejor política”, consideró Stiglitz al cuestionar la orientación económica elegida a lo largo de los últimos cuatro años por la administración de Cambiemos. “El problema es que las políticas a las que se había comprometido el Gobierno no conducían al crecimiento económico”, consideró Stiglitz durante una entrevista realizada con la agencia de noticias Reuters. “La austeridad y los presupuestos ajustados conducen a un bajo crecimiento y eso hace que la deuda sea menos sostenible”, expresó.


VOLVER top

NOTAS

Vuelve a la carga CGT con pedido de un bono para trabajadores privados. Ámbito
Conversaciones reservadas de los sindicalistas con el ministro Sica, ahora empoderado en la mesa chica de Cambiemos.
La CGT insistirá, con un guiño oficial, en su reclamo por el pago de un bono extraordinario para compensar la pérdida de poder adquisitivo producida por la devaluación en los salarios de los trabajadores del sector privado. Lo hará de momento en conversaciones informales con funcionarios a la espera de la convocatoria oficial al debate en el Consejo del Salario, que fue postergada para el 30 de agosto, y mientras monitorea el impacto de la suba del dólar en los precios.
Con la premisa de ni siquiera amagar con un escenario de conflicto, que la dirigencia acordó con el candidato opositor Alberto Fernández, la central obrera encaró un diálogo de baja intensidad con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, para sondearlo por eventuales medidas complementarias a las anunciadas en los últimos días. Entre ellas, la posible implementación de un nuevo bono para asalariados, a imagen y semejanza del que el Ejecutivo decretó en noviembre pasado por 5 mil pesos.
Desde el primer contacto en esa línea con Sica, sin embargo, los gremialistas interpretaron que el ministro creció en su rol dentro del Gabinete. Pasó a sentarse en la mesa chica del presidente Mauricio Macri que durante el fin de semana departió en la quinta Los Abrojos sobre los cambios en el equipo de funcionarios. Ese ascenso entusiasmó a la cúpula de la CGT luego de haber recibido buenas señales de parte de Sica a la sugerencia de implementar un nuevo pago extraordinario.
Los dirigentes que sustentan a los líderes Héctor Daer y Carlos Acuña le dijeron a este diario que la devaluación inquietó al sector pero no le infundió pánico. Alegaron que las consecuencias de bolsillo de la variación en el tipo de cambio no se sentirán por completo sino hasta entrado septiembre, un mes antes de las elecciones generales. Y que hasta entonces se apuntalará una negociación de alto nivel orientada a un paliativo general más allá de los ya anunciados por la vía de la reducción de los aportes personales que se descuentan de los salarios, la baja de Ganancias y la eliminación del IVA en alimentos de la canasta básica. En los gremios este año quedó establecida una diferencia entre los que acordaron sus paritarias en sintonía con la pauta oficial para los aumentos, de entre 28 y 30% con cláusulas de revisión, y los que definieron una suerte de ajuste automático a ritmo trimestral y relacionado de forma directa con la inflación acumulada durante el período. En el primer segmento se anotaron sindicatos grandes como Comercio, los estatales de UPCN, la Unión Obrera Metalúrgica y los trabajadores de estaciones de servicio, en tanto que la segunda modalidad fue aplicada en una segunda etapa por Sanidad, la Asociación Bancaria, los mecánicos del Smata e incluso los albañiles de Uocra.
La mayor inquietud corre por cuenta de las organizaciones que fijaron aumentos por doce meses con cláusulas de revisión que tardarán en entrar en vigencia como Comercio, que recién volverá a sentarse con el sector empresario en enero, en tanto que UPCN, la UOM y Utedyc (entidades civiles y deportivas), entre otros, revisarán a partir de noviembre. En cambio, Camioneros aplicó un sistema mixto con una suba semestral entre julio y diciembre, cuando recién reanudará el debate con la principal cámara empresaria para los seis meses restantes.


Daer: “Hay un desfasaje del salario básico del 140%”. Mundo Gremial
El líder de la CGT explicó que tienen como meta la canasta básica en vista a la reunión del jueves en la Mesa del Salario.
El secretario general de la CGT, Héctor Daer, insistió en la necesidad de un incremento del 140% en los salarios para alcanzar el índice de la canasta básica. Y explicó que el desfasaje tan amplio se debe a que los últimos acuerdos se dieron previo a la gran devaluación de 2018. Además, instó a que el Gobierno termine su mandato con responsabilidad y pensando en el sector trabajador.
“Nosotros discutimos el salario mínimo que está vigente hoy, 20 días antes de la devaluación del año pasado. Por eso hoy tiene un desfasaje del 140% de la canasta básica. Y eso muestra como fue quedando la regla de ingresos de todos los que tienen ingresos fijos. Producto de esto hay actividades que están muy críticas y muchos compañeros perdieron el empleo”, aseguró el gremialista en diálogo con Joaquín Morales Solá, por TN. Al mismo tiempo, el titular de Sanidad también participó de Minuto Uno, donde aseguró que “Hay una caída real de los ingresos que perjudica la vida diaria. La inflación ha devorado el salario”.
Daer también se refirió a la informalidad del empleo y sostuvo que “hay una transferencia hacia una informalidad que cada vez se vuelve más raquítica. Hoy la informalidad es casi el equivalente al empleo en blanco”. Por otra parte, re refirió a la coyuntura electoral donde hizo hincapié en que la sociedad dio un mensaje con su voto, y también le pidió al presidente Macri que actúe con responsabilidad.
Por último dijo que “el 70% de la población no acompañó al Gobierno. Está muy claro lo que piensa el pueblo argentino con respecto a las políticas económicas y sociales llevadas adelante por Cambiemos y parece que el que no lo entiende es el propio Gobierno”.
“El lunes pensamos que estaban prendiendo fuego Roma, hoy pensamos que lo están rifando”, finalizó.


Empresarios piden que los candidatos se pongan de acuerdo.v La Nación
Están quienes apuran reuniones con Alberto Fernández, los que piensan que la crisis llevó las cosas al punto de que incluso sería negativo que Mauricio Macri revirtiera la derrota
El Foro de Convergencia, que agrupa a 50 cámaras, quiere reunirse con las tres fuerzas y reclamarles consensos básicos, como respetar la Constitución
La perplejidad empresarial de estos días se resume en una frase: en Chile, que el poder cambie de manos no representa ninguna tragedia; en la Argentina lo es porque sus fuerzas políticas no están de acuerdo ni en las cuestiones más elementales. Los resultados de las internas devolvieron al establishment económico, hasta hace dos semanas cohesionado en temores comunes por la posibilidad del regreso del kirchnerismo, a un estado de dispersión. Están quienes apuran reuniones con Alberto Fernández, los que piensan que la crisis llevó las cosas al punto de que incluso sería negativo que Mauricio Macri revirtiera la derrota y quienes todavía creen en el milagro: un cambio de tendencia.
Será difícil reunir a todos en un solo reclamo. Ni siquiera en el modo virtual que significó para muchos de ellos el grupo de WhatsApp "Nuestra voz", que fue conformado para defender valores comunes como la propiedad privada, llegó a superar los 200 miembros y se fue desgajando en los últimos días con alguna filtración que molestó a sus integrantes, y el mazazo electoral del macrismo. El Foro de Convergencia Empresarial, que agrupa a unas 50 cámaras o entidades, intenta tomar esa posta y volvió a reunirse ayer, después de varios meses, con una premisa unívoca: intentar aunar intereses comunes para transmitírselos a los candidatos, a quienes se les pedirá una audiencia para entregarles un documento con las prioridades del sector.
"No nos proponemos hacer propuestas sectoriales porque eso corresponde a las cámaras -dijo después a LA NACION Miguel Blanco, de Swiss Medical, presidente del foro y uno de los 50 ejecutivos que participaron del encuentro-. Apuntamos a plantear la necesidad de políticas públicas básicas, como el respeto a la Constitución y las reglas de juego".
Blanco arrancó el encuentro, que se hizo en la sede del Instituto para el Desarrollo Empresario (IDEA) explicando el porqué de la convocatoria. Dijo que la pretensión del grupo era hacer lo mismo que durante la campaña de 2015, cuando se contactaron con los candidatos Macri, Daniel Scioli y Sergio Massa para transmitirles un mensaje similar. Después expusieron Claudio Cesario, presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA); Jaime Campos, de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), y Daniel Pellegrina, de la Sociedad Rural Argentina.
La sensación de todos ellos es que las propuestas interesantes vuelven a ser escasas. Y que el país volvió a quedar preso de una fragilidad que requiere de responsabilidad. Por eso el comunicado confeccionado al cabo del encuentro empezó con la afirmación de que se habían congregado para "analizar, con preocupación, la situación que atraviesa nuestro país a partir del resultado de las PASO ocurridas el 19 de agosto de 2019". El texto repite un párrafo de un planteo similar del foro en 2014. "Para que un país pueda progresar y desarrollarse es esencial que todos los actores de la sociedad, públicos y privados, cada uno desde su lugar, hagan sus aportes para conseguir los consensos imprescindibles sobre los que se construye un proyecto común", dicen.
A la inquietud por el futuro económico los empresarios han agregado el pavor a arbitrariedades. No solo del kirchnerismo si vuelve al poder, sino también, por qué no, de un gobierno de Macri forzado por las circunstancias de aquí a diciembre. "Es necesario fortalecer las instituciones a fin de proteger los derechos y garantías consagrados en nuestra Constitución Nacional. Instituciones sólidas evitarán los permanentes cambios pendulares que nuestro país viene sufriendo desde hace décadas y garantizarán la plena vigencia de la Constitución Nacional gobierne quien gobierne. Son condición indispensable para generar confianza y posibilitar un crecimiento sostenible".
Miedos impensables en Chile y clásicos en la Argentina, el país del sobresalto.


El gobierno cambió figuras pero ratificó la misma política que lo llevó al colapso económico. Página12
Con el modelo de inflación, devaluación y recesión hasta el último día. Los discursos de Lacunza y Sandleris reflejan que el gobierno, en su etapa más difícil, insiste con la misma política. Seduce al capital especulativo y sacrifica al trabajo y el empleo.
Por Raúl Dellatorre

Las elecciones primarias del 11 de agosto dejaron expuesta la catástrofe económica que ya existía. Tras una semana de marchas y contramarchas patéticas, el gobierno optó el fin de semana por un cambio de piezas en la conducción económica. La llegada de Hernán Lacunza a Hacienda en reemplazo de Nicolás Dujovne generó expectativas de cambios de políticas y más de un interrogante. Los discursos del ministro Lacunza y el titular del Banco Central, Guido Sandleris, dieron la respuesta: nada va a cambiar. No hubo anuncios. Al contrario, se ratificó el rumbo y las políticas aplicadas hasta aquí, que fueron la causa principal del desastre financiero primero, socioeconómico después y, finalmente, político (como describe Alfredo Zaiat en su columna). No habrá alivio para los jubilados, cuyos ingresos quedaron aun más postergados tras el shock inflacionario provocado por una nueva megadevaluación macrista. El propio Sandleris admitió que la inflación de agosto y septiembre volverán a ser elevadas, lo cual no constituye ninguna novedad pero confirma que el gobierno bajó los brazos en materia de evitar el traslado a precios internos del último salto del dólar. Además, el gobierno (a través del Ministerio de Producción y Trabajo) pateó para el 30 de agosto la convocatoria al consejo del salario, que deberá definir un nuevo mínimo vital, como fue prometido la semana pasada pero con la novedad que recién podrá estar vigente a partir de septiembre. Es decir, que se cobrará en octubre. Por decisión del gobierno, el país transitará los meses que faltan hasta el traspaso de mando con inflación, tasas de interés prohibitivas para la producción y letales para quienes se financian con tarjetas o descubiertos; retraso de ingresos de quienes viven de su trabajo en relación al dólar y canastas de consumo; y cierres de empresas y suspensiones de personal (como se sigue verificando a diario). Y una política que gobierna para un sistema financiero convertido en una timba de la que surgen los únicos ganadores absolutos del modelo: los especuladores.
"No me votaron para cogobernar y yo no tomo decisiones en nombre de Macri, porque soy su alternativa", respondió Alberto Fernández, candidato a presidente del Frente de Todos, a varios medios que lo consultaron ayer, horas después de que el presidente en ejercicio lo convocara a acercar una persona suya para elaborar políticas en conjunto con el recién nombrado Hernán Lacunza (ver nota aparte en esta edición). El pedido de Macri responde, se presume, a un reclamo del FMI. El gobierno espera la visita de la misión de auditoría del organismo para que apruebe las cuentas fiscales y autorice el desembolso de 5400 millones de dólares en los primeros días de septiembre. Macri sabe que un aval de Alberto Fernández hoy le vale más que mil gestos "al mercado", que ya le soltó la mano. Su reclamo al candidato que lo venció en las PASO para compartir la decisiones económicas no le nació, muy probablemente, del intercambio de ideas con los suyos en la quinta Los Abrojos, el fin de semana, sino que suena a haber partido de Washington. Si el Fondo quiere tener un compromiso de Fernández, evidentemente deberá conversar directamente con él, aunque con ello desautorice al gobierno actual.
La Prioridad Uno del gobierno es mantener vivo el compromiso de desembolso del FMI. Para alcanzarlo, tiene que mostrar capacidad para estabilizar los mercados, aunque más no sea por unas pocas semanas. Pero esa capacidad hoy está en duda. Ayer, ante la presión de un consorcio de bancos extranjeros, que reclamaron porque los bonos que les dieron en garantía de un préstamo al Tesoro nacional por unos diez mil millones de dólares se desvalorizaron en más de un 40 por ciento en el último mes, le exigieron al gobierno la cancelación anticipada de unos 2600 millones de dólares de la deuda. El gobierno debió acceder y ayer giró esos fondos desde sus ya escuálidas reservas internacionales disponibles. La capacidad de negociación de las autoridades es muy cercana a cero. Al igual que sus disponibilidades de dólares remanente.
Los discursos de Lacunza y Sandleris, por la mañana y minutos antes que abrieran los mercados, tuvieron como destinatario único, justamente, a los mercados. Es decir, el endeble sistema financiero que actúa como correa de transmisión de la crisis. Si hay un nuevo shock de desconfianza y una nueva corrida, todo el andamiaje del modelo especulativo creado por este gobierno caerá como castillo de naipes. Por eso los intentos desesperados por evitar que nadie mueva la mesa ni abra demasiado la ventana y deje entrar el viento. ¿Cómo se sostiene ese vulnerable equilibrio? Con tasas de interés que seguirán bien por arriba del 70 por ciento en pesos, y contratos de dólar futuro del Banco Central, para que los fondos no sigan huyendo hacia el dólar, confirmó Sandleris. Son los mismos instrumentos que el gobierno utiliza desde febrero de 2016, con resultados conocidos. Igual insiste.
En el mercado financiero saben que, aun si el gobierno lograra sostener esa situación por algún tiempo, hay otros sectores que están pagando costos crecientes por estas políticas. Entre ellos, las administraciones provinciales y muchas empresas privadas medianas y grandes. Es decir, ese conjunto de instituciones públicas y privadas que tuvo acceso al crédito internacional, endeudándose en dólares, pero que obtienen sus recursos exclusivamente en pesos (porque recaudan de, o porque producen para el mercado interno). Con el extraordinario salto del dólar del lunes 12 y la retracción de ingresos de contribuyentes y clientes, provincias y empresas deudoras en dólares pasaron de estar en una situación delicada a otra de emergencia. Que "se estabilice el dólar en un nivel bien competitivo, entre 58 y 60 pesos", como desearía el gobierno que ocurriera, no es para esas entidades deudoras precisamente una buena noticia. Hay quienes opinan que, tras los últimos eventos, algunos quedaron condenados a un default no muy lejano. Ya no del sector público nacional, sino de provincias y empresas.
En el exterior lo saben, por eso los informes de calificadores o agencias de inversión vienen cada vez más duros. Standard and Poor´s le bajó ayer la calificación a un banco público y dos privados: El provincia de Buenos Aires, el Galicia y el Patagonia. Las entidades financieras no podrán desentenderse del clima de turbulencia y consecuencias de las medidas que está tomando el gobierno, sugiere el informe de S&P. El banco público involucrado es la mayor institución de la provincia cuya economía estaba administrada, hasta el viernes pasado, por quien pasó a ser ministro de Hacienda de la Nación, ¿Y para la economía real? Nada nuevo, y mucho menos bueno. Ayer mismo se conocía el cierre de otra autopartista, radicada en el Gran Rosario: Link. Una pyme de 30 empleados, otra víctima de la destrucción del tejido industrial que alimentaba, con una demanda interna dinámica, el trabajo de fábricas terminales, productores de insumos y de piezas para manufacturar esos insumos. También hubo despidos encubiertos (no renovación de contratos) en La Serenísima de Longchamps. Automóviles y leche, en dos estratos de consumo bien diferentes pero con industrias y trabajadores con un mismo destino. La trampa es el modelo, un laberinto del que no es posible salir siguiendo su propia lógica. Y ayer el gobierno lo ratificó plenamente.


Segundo llamado de Macri al candidato del Frente de Todos: Alberto Fernández atiende el teléfono pero no cogobierna. Página12
La comunicación se concretó el lunes, cuando el Presidente buscaba respaldos para el flamante ministro de Hacienda Hernán Lacunza. De allí surgió la convocatoria a referentes económicos de las fuerzas opositoras. El presidente le tomó la palabra de llamarlo cada vez que lo considere necesario y el lunes, cuando el nuevo ministro de Hacienda Hernán Lacunza se retiró de la quinta Los abrojos, ejerció su "derecho" nuevamente. Por segunda vez desde la abrumadora derrota en la PASO del domingo 11 de agosto, Mauricio Macri llamó a Alberto Fernández el lunes feriado, antes de la apertura de los mercados del martes y preocupado por lo que estaba pasando en New York.
Le propuso al candidato del Frente de Todos que enviara a una persona de su equipo económico a diseñar estrategias con Lacunza para contener la crisis económica, pero Fernández le dijo que no porque los medios iban a considerar a su enviado como el futuro ministro de Economía de la Argentina.
La contrapropuesta de Fernández fue que convocara a los equipos económicos de todas las fuerzas políticas que compitieron en las PASO para intentar aportar ideas que permitan transitar lo más armoniosamente posible la crisis económica que sufre la Argentina hasta la elección del 27 de octubre.
De todos modos, el candidato del FdT aclaró en distintas entrevistas que su intención es colaborar, pero que “no me votaron para cogobernar y yo no tomo decisiones en nombre de Macri porque soy su alternativa” y aseguró que “el daño que ya se hizo no creo que se pueda reparar en dos meses”. Como muestra de buena voluntad y respeto a la investidura, Fernández dejó en manos del equipo del actual presidente la difusión de la segunda charla telefónica.
Fernández repitió que no quisiera estar en los zapatos de Macri, que no se lo desea a nadie, pero reiteró que va a colaborar con el nuevo ministro de Hacienda “porque si Lacunza se equivoca, sufrimos todos los argentinos”. Dijo que la conversación con el primer mandatario fue “correcta, amable”, pero que rechazó enviar a una persona de su equipo para reunirse con el flamante ministro de Hacienda porque eso y señalar el nombre de su futuro ministro de Economía si gana el 27 de octubre sería lo mismo. En cambio, le propuso convocar a todas las fuerzas políticas a aportar a distintas personas de sus equipos económicos para intentar que la economía no se desmadre.
El candidato del FdT dijo que dos meses no alcanzan para reparar el daño que se hizo y agregó que en caso de ser electo va a trabajar para integrar la Argentina. “No voy a hablar de la herencia recibida ni un minuto. Si soy electo presidente nada será fácil, pero la política que llevemos adelante va a ser para integrar a la Argentina no para expulsar, sino para priorizar a los argentinos”.


El nuevo esquema de poder: Carrió y Dietrich a cargo de la campaña. LPO
En la militancia del PRO hay desazón porque no les bajan línea. Las críticas a Marcos Peña.
Mauricio Macri decidió cambiar el esquema de poder interno de cara a la campaña hacia las generales de octubre, la primera en la última década en la que se ve perdido.
Marcos Peña, su histórico jefe de campaña, será relegado a un segundo plano luego del fracaso de la plataforma de los Defensores del Cambio que patentó para buscar la reelección de Macri.
"Los defensores se comieron demasiados goles para que el técnico los vuelva a poner en el siguiente partido", grafican en el PRO.
Macri decidió ensalzar a Elisa Carrió, que se convirtió en las últimas horas en la principal vocera de "Juntos para el Cambio". En menos de una semana, Lilita dijo que mucha gente faltó a la votación de las primarias porque estaba esquiando, se burló de la muerte del ex gobernador rionegrino Carlos Soria y amenazó con condenas para periodistas.
Lógicamente que la militancia padece el descontrol tras años de reportar a Peña de manera vertical. "No nos dan más órdenes", rezongó ante LPO un joven dirigente macrista. Incluso el peor momento de Peña hizo creer a la militancia que está perdida la "batalla comunicacional" contra el kirchnerismo, justamente el activo que vendió el jefe de gabinete desde los inicios en política de Macri. Se habla, en ese sentido, de copiar el estilo de los spots del Frente de Todos, algo impensado meses atrás.
En medio de las críticas que le vienen de todos los costados e incluso desde la otrora devota militancia juvenil del PRO, el jefe de gabinete recibió las principales cachetadas de Guillermo Dietrich. El ministro de Transporte es uno de los funcionarios más poderosos del gabinete y habla directamente con Macri. Se ha ganado el sobrenombre de "El Faraón" por su actitud altanera delante de sus colegas.
El Faraón cruzó con pocos modales a Peña en las reuniones de los últimos días y le advirtió a Macri que el motivo de su derrota por 15 puntos había sido la mala fiscalización en las primarias. El presidente le dijo que se encargara del asunto.
Pese a que no hubo ninguna denuncia de fraude en la justicia electoral, el sector más radicalizado del Gobierno agitó con ayuda de trolls en las redes que había habido irregularidades en el escrutinio provisorio, que organiza el propio Gobierno.
Carrió fue la única dirigente de peso que se atrevió a hacer públicas esas acusaciones de fraude, pero la militancia PRO las replicó en los grupos internos de Whatsapp. Es así que surgieron campañas tanto de trolls como de militantes para sumar fiscales en octubre.
Incluso el presidente dijo en la reunión de gabinete ampliado de la semana pasada que estaban sumando 20 fiscales por minuto. Y hasta un ejército de rugbiers se ofreció para fiscalizar a favor de Macri.


La UCR se despega del macrismo y se hará cargo de la campaña en los territorios que gobierna. Página12
Los diputados radicales comenzaron a diseñar una estrategia electoral propia, por fuera de la campaña liderada por el PRO.
A puertas cerradas, los diputados nacionales del radicalismo se reunieron en la Cámara de Diputados para analizar la dura derrota de la alianza oficialista en las PASO y comenzaron a diseñar una estrategia propia que los despegue de la campaña nacional que maneja el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en aquellos distritos donde la UCR hegemoniza y mantiene un mayor peso en el seno de Juntos por el Cambio. En cada uno de esos territorios, el radicalismo se hará cargo del control de la campaña con un sesgo más “local” y “tradicional”, para tomar distancia de la reelección presidencial de Mauricio Macri, y definitivamente por fuera del “fracasado” sistema de big data que impusieron los ahora resistidos Peña y Jaime Durán Barba.
Este miércoles, antes del mediodía, los diputados radicales participarán de un encuentro del interbloque de Cambiemos en la Cámara baja, solicitado por Mario Negri, y a primera hora de la tarde varios de ellos --especialmente quienes son candidatos a cargos legislativos-- participarán en la reunión de urgencia que convocó el presidente de la UCR y gobernador saliente de Mendoza, Alfredo Cornejo, en el Comité Nacional partidario.
La UCR explorará su propio camino sin atender la estrategia electoral del gobierno nacional en busca de “revertir” el resultado de las primarias o al menos “salvar la ropa” en las generales del 27 de octubre en aquellos distritos que gobierna, como Mendoza, Corrientes y Jujuy. Además de aquellos distritos donde el radicalismo tiene un peso mayor que sus socios en la alianza oficialista, lo que podría incluir ciudades y municipios en provincias con supremacía macrista, como el territorio bonaerense.
El radicalismo sabe que es un periplo contrarreloj, pero está dispuesto a transitarlo. El tema electoral fue el eje excluyente de la reunión que los diputados radicales tuvieron a puertas cerradas este martes en el Congreso aunque en principio la reunión contenía un temario más extenso, con varios puntos vinculados a la suerte que podría correr la alianza oficialista en octubre: la brusca devaluación de la moneda, el reemplazo del renunciante Nicolás Dujovne por Hernán Lacunza en el Ministerio de Economía y las medidas de “alivio” anunciadas por el presidente Macri; además de la agenda parlamentaria en medio de la campaña electoral.
La discusión ya había llegado al seno del Gobierno. El miércoles pasado, Cornejo y el gobernador jujeño, Gerardo Morales, llevaron su preocupación por la derrota y la necesidad de modificar la estrategia electoral a la Casa Rosada. Allí se reunieron con Peña y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y quedaron en volverse a encontrar esta semana.
En el radicalismo consideran que en octubre podrían intentar mejorar el resultado electoral en sus provincias si toman en sus manos la campaña. Algo que no consideran desacertado hacia el interior de la alianza oficialista, si los principales candidatos territoriales del macrismo, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora bonaerense ,María Eugenia Vidal, descartaron las directivas de Peña y ensayan sus propias estrategias.
La cuestión no escapará al debate interno de los socios del interbloque de diputados oficialistas (PRO, UCR y CC), convocado para este miércoles a las 11 por su jefe, el radical cordobés Mario Negri. Allí también se planteará la necesidad de avanzar con una agenda legislativa en busca de retomar la iniciativa política en el Congreso para intentar cosechar algún rédito electoral: una lista que incluye, en principio, la denominada ley de Ficha Limpia, que impide ser candidatos a cargos electivos a quienes tengan sentencias judiciales; el juicio en ausencia que el oficialismo quiere habilitar para los acusados iraníes en el atentado a la AMIA; y el proyecto para evitar abusos de posición dominante en supermercados, conocido como ley de Góndolas.
De todas maneras, la modificación de la estrategia de campaña para las elecciones generales es la preocupación principal de la UCR. Una discusión que se trasladará al Comité Nacional, en una reunión convocada por Cornejo, con las autoridades partidarias, los candidatos del radicalismo y hasta sus gobernadores.


VOLVER top

TEMAS

La Iglesia recibió a Alberto Fernández y pidió "acuerdos estables". La Nación
En medio de la "delicada situación socioeconómica que afecta a todos los argentinos", según la descripción que dieron los obispos, la conducción del Episcopado recibió hoy a la tarde al candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, con quien coincidieron en la necesidad de priorizar el diálogo entre los sectores políticos.
La Iglesia planteó expresamente la necesidad de "establecer acuerdos estables para la continuidad del proceso electoral", además de atender la crisis y "privilegiar a los pobres, que son los que más sufren". El encuentro se prolongó por una hora y Fernández fue recibido por el presidente del Episcopado y obispo de San Isidro, Oscar Ojea, junto con el arzobispo de Buenos Aires y vicepresidente del organismo, cardenal Mario Poli, y el secretario general, Carlos Malfa. Acompañó al candidato presidencial su jefe de campaña, Santiago Cafiero.
"Este tiempo presente de la patria necesita un diálogo eficaz y del cual participen todos los sectores. Diálogo que lleve a establecer acuerdos estables para la continuidad del proceso electoral y favorezcan soluciones al momento difícil que se está viviendo", plantearon los obispos, al hacer hincapié en el difícil contexto social y económico en que se encuentra el país, luego de las PASO del 11 de agosto.
Fernández llegó a la sede episcopal de Suipacha 1034 luego de dedicarle extensos elogios en medios radiales al papa Francisco y revelar que el pontífice argentino lo reconcilió con la Iglesia.
El encuentro se dio en el marco de la disponibilidad de la Iglesia a dialogar con los candidatos de todos los sectores sociales y políticos, según se informó.
Los obispos dijeron que plantearon al candidato presidencial su mirada de pastores, en sintonía con lo expresado la semana pasada, cuando al concluir la reunión de la comisión permanente del organismo, que reúne a unos 20 obispos, reclamaron una "actitud ejemplar" de la dirigencia política, a la que instaron a "cuidar el bien común".
Entre los temas que conversaron el candidato presidencial kirchnerista y la conducción de la Iglesia sobresalió la apelación a la importancia del diálogo, un día después de la conversación telefónica que Fernández mantuvo con el presidente Mauricio Macri, en medio de la emergencia política y económica que hoy ocupa los primeros planos en la opinión pública.
Los referentes del Episcopado pidieron a todos los candidatos presidenciales que "presenten propuestas concretas a los ciudadanos en sus plataformas electorales y a la vez, que las campañas sean austeras, con gastos transparentes"

Elogios al Papa
"Yo soy un católico poco practicante y estoy muy enojado con la Iglesia porque no practica muchos de los valores que nos pide practicar, sobre todo el amor por los pobres, por los perseguidos, por los marginados", dijo Fernández, en diálogo con AM 750.
"Y debo admitir que Francisco me reconcilió con la Iglesia y para Navidad le envié un mail y le dije que era la primera vez que le escribía a un cura para esa fecha porque él me había reconciliado con la Iglesia".


Satisfacción en la Corte por guiño de Alberto Fernández y planteo de "normalidad". Ámbito
Vocalías del cuarto piso recibieron con agrado elogios a todos sus integrantes (incluidos los "nuevos") y mensaje "tranquilizador" respecto a eventual relación con el Ejecutivo. Confirmaron no ampliación.
La Corte Suprema recibió con el mayor beneplácito las declaraciones públicas del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que estuvieron dirigidas a los habitantes del cuarto piso del Palacio de Tribunales. Confirmaron que quedarían sepultados los planes de ampliación del tribunal, una idea que sobrevolaba un eventual segundo mandato de Mauricio Macri, y les agradó que el postulante destinara elogios (distinguiendo el contenido de las sentencias) a todos sus integrantes. Dato no menor teniendo en cuenta el fuego a discreción con el que el kirchnerismo sometió a los nominados por Cambiemos, especialmente el actual presidente del máximo Tribunal, Carlos Rosenkrantz. En todas las vocalías, según recogió Ámbito Financiero, hubo expresiones de satisfacción con los dichos y señales de un posicionamiento que augura una “normalidad” institucional, dato que destacaron.
“Hay que pedirle a la Corte Suprema que sea eso, Corte Suprema, no otra cosa. Los jueces de la Corte son respetables y dignos, incluso aunque no esté de acuerdo con algunas decisiones que tomen”, aseguró Fernández en declaraciones a AM750. “Tengo mucho respeto por los jueces de la Corte, porque la Corte nunca hizo algo que a mí me hiciera reaccionar en términos de Derecho. Seguramente dictó decisiones que no me gustaron o unas me gustaron más que otras, pero todo estuvo fundado”, aseguró. “Todos son jueces, aun los que nombró Macri, respetables, dignos, éticamente no se puede cuestionar nada de ellos. Tal vez Rosenkrantz tiene los compromisos que tiene alguien que dejó de ser abogado un día para convertirse en juez, pero con el tiempo esas cosas se van disolviendo”. Significó cerrar –discursivamente- un frente que ha ocasionado más de un “ruido” interno. La contracara que mencionó Fernández fueron los tribunales de Comodoro Py, a quienes volvió a fustigar, considerando “malo” que se posicionen siempre más cercanos respecto al poder político.
Las declaraciones de Fernández llegaron a los oídos supremos de Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. “Cayeron muy bien. Se nota que es un hombre que conoce el derecho y el Estado y por eso sabe diferenciar un fallo –con el que se puede coincidir o no- con quien lo dicta”, afirmaron en el cuarto piso ayer haciendo referencia a la necesidad de que se respete la división de poderes. “Nos parece bien que planteemos una relación normal. Estaría bueno porque nadie a esta altura quiere cambios o estridencias acá”, señalaron desde otro despacho. “Parece una muy buena señal. Todo lo que sea normalidad parece saludable”, saludaron desde otra vocalía el subtexto que interpretaron más allá de las palabras del candidato mejor posicionado para consagrarse el 27 de octubre.
No es menor si se tiene en cuenta la agenda pendiente de alto impacto fiscal: litigio por la eliminación del Fondo Sojero, retorno de la coparticipación adeudada a Santa Fe, sentencia previsional por demanda colectiva del Defensor del Pueblo arrastrada desde 2009 y hasta el decreto de Macri por el acceso al blanqueo de familiares de funcionarios. Todo eso debiera resolverse antes de diciembre. Ayer se aguardaba el ingreso de los escritos con los que las provincias petroleras amenazaron al Ejecutivo por el congelamiento de combustibles que las perjudica. Bajo ese planteo, sería un conflicto con competencia originaria de la Corte.


VOLVER top