SINTESIS NACIONAL

BREVES

Proyecciones de la gestión Macri: inflación de 250%, suba de tarifas de 550% y escalada del dólar de 400%
Durante la gestión del presidente Mauricio Macri habrá tenido lugar un reacomodamiento de precios relativos, mientras que la inflación acumularía alrededor de 250% entre 2016 y 2019, las tarifas subirían cerca de 550% y el dólar escalaría más de 400%. La contracara de este proceso sería que los salarios nominales crecerían en torno a 200%, muy por debajo de la inflación, según las proyecciones del último informe de la consultora Ecolatina. “Así, aunque prácticamente se habrán corregido los atrasos tarifarios y cambiarios heredados, el poder adquisitivo habrá retrocedido significativamente en el período”, señaló el estudio publicado este domingo. Para la consultora, uno de los principales problemas económicos que heredó Cambiemos fue la distorsión de precios relativos, entre los que sobresalían el atraso tarifario y cambiario.

Creció 5% el consumo de segundas marcas en el primer trimestre
El consumo de segundas marcas creció un 5% en cantidades en el primer trimestre del año en relación al mismo período de 2018 y 4% en facturación, abarcando el 42,8% de las ventas de consumo masivo, según un informe privado. La consultora especializada en consumo Focus Market sostiene que "desde 2016 a 2019 las marcas mayoristas y poco conocidas pasaron de una participación del 32,6% al 42,8% en unidades y del 21,5% al 27,7% en facturación". Analizado por productos, el puré de tomates con 38%, las conservas con el 26% y los enlatados de pescado con el 13%, son los que encabezan la venta de las marcas mayoristas.

India: el limón argentino ya puede ingresar a ese mercado
Luego del acuerdo que el presidente Mauricio Macri firmara en febrero pasado con el primer ministro de la India, Narendra Modi, para facilitar la exportación del limón argentino a ese mercado, entre otros productos, el país asiático oficializó que comprará el cítrico. La confirmación de esta novedad surgió tras una gira que el Secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, realizó por India y Bangladesh. También se confirmó que India comprará chía. La Argentina es el primer exportador mundial de limones, con unas 250.000 toneladas, la mayoría a Europa. "Es una economía regional de mucha importancia en el NOA. La concreción de la apertura del mercado tendrá un gran impacto en las exportaciones y el empleo de esa región", dijo el funcionario de Agroindustria.

Confirman que con 147 millones de toneladas habrá cosecha récord
Tal como estimaba el Gobierno, se está confirmando que esta cosecha -campaña agrícola 2018/19- será récord. Alcanzará los 147 millones de toneladas, el máximo nivel histórico de acuerdo a los registros existentes. Maíz y trigo son dos de los cultivos con mayor rendimiento. "Ambos tendrán producciones récord, de 57 millones de toneladas para maíz y de 19,5 millones de toneladas para trigo", según Luis Miguel Etchevehere, titular de la cartera agroindustrial nacional. El año pasado estuvo atravesado por la sequía, que el Gobierno caratuló como "la peor en 50 años". Se la culpó como uno de los factores que propulsaron la devaluación, ya que se liquidaron menos divisas que de costumbre.

Pablo “Bebote” Álvarez involucró a Hugo Moyano en la causa de fraude en Independiente
Pablo “Bebote” Álvarez no ahorró detalles en su larga declaración ante la Justicia y además de complicar a Pablo Moyano también apuntó contra Hugo, su padre y presidente de Independiente, al que involucró directamente en los manejos irregulares en el Club. Según la declaración que "Bebote" Álvarez brindó ante el fiscal Sebastián Scalera, el líder del Sindicato de Camioneros fue quien “firmó un fideicomiso" por donde circulaba plata de la compra y venta de jugadores y aseguró que "esa plata él (por Hugo Moyano) sabía que no iba al Club”. Y agregó: “tenía que estar al tanto de todo, era el presidente”. La declaración de Bebote fue realizada el 18 de diciembre de 2018 ante Scalera y la semana pasada fue incorporada al expediente.

La Cámara revocó el procesamiento de Cristina Kirchner por los subsidios a los colectivos
or primera vez, y como una de las últimas medidas antes del comienzo de la feria judicial, la Sala I de la Cámara Federal revocó los procesamientos que dictó el juez Claudio Bonadio en una causa conexa a la de los cuadernos de las coimas y dictó la falta de mérito de Cristina Kirchner y los exfuncionarios del ministerio de Planificación Ricardo Jaime, Julio De Vido y Juan Pablo Schiavi. Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi consideraron que no hay pruebas suficientes y le encomendaron a Bonadio que siga investigando. Se trata del expediente sobre las presuntas irregularidades en la adjudicación de subsidios para las empresas de colectivos. Hasta este momento, los procesamientos dictados por Bonadio contra la expresidenta habían sido confirmados por la Cámara. Pero en este caso, los jueces consideraron que el expediente no tiene prueba suficiente.

Escrutinio provisorio: Gobierno defendió nuevo sistema y promete mejorar la difusión de resultados
Tras los cruces entre la oposición y el Gobierno por el escrutinio provisorio, se llevó a cabo este sábado el simulacro de transmisión de telegramas y recuento provisional de resultados con vistas a las primarias del 11 de agosto. El operativo fue diagramado por la Dirección Nacional Electoral (DINE), oficina encargada de organizar las elecciones, y contó con el apoyo logístico de Correo Argentino a lo largo y ancho del país. En la prueba se simuló el conteo de votos de las 95.400 mesas habilitadas para votar este año con la fiscalización de apoderados de los partidos políticos que participarán de las elecciones nacionales y de observadores civiles.


VOLVER top

NOTAS

De El Tigre Verón a Durán Barba, la campaña casi perfecta. La Nación (sábado)
Por Nicolás Balinotti
El lanzamiento de la ficción que expone a las mafias sindicales coincidió con la estrategia oficial de confrontar con los gremios antes de las elecciones
El lanzamiento de El Tigre Verón, la ficción de Polka que exhibe el rostro más oscuro del sindicalismo, coincidió con el campanazo de largada de la campaña electoral y con una premeditada estrategia oficial de confrontar con los gremios.
Jaime Durán Barba, el ecuatoriano que asesora a Mauricio Macri, baja línea dentro del laboratorio oficialista con una sugerencia: embestir contra las "mafias sindicales" y asociarlas con el kirchnerismo para diluir definiciones incómodas sobre los avatares económicos y las promesas incumplidas. Ya hace casi dos meses, en sus charlas preparatorias para la campaña, el gurú había advertido sobre el rédito que supone confrontar con Hugo Moyano. Lo repitió la semana pasada en un encuentro con candidatos en Parque Norte organizado por Marcos Peña.
Acordes con ese libreto, Macri, su primera línea de ministros y María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta reforzaron la ofensiva contra los gremialistas. Ya no solo apuntaron contra los Moyano por los costos laborales y de la logística, o por ser un obstáculo para avanzar con la reforma de las leyes laborales. Ampliaron el blanco a los aeronáuticos, que por sus reiteradas medidas de fuerza ocasionaron demoras a miles de pasajeros, y al bancario Sergio Palazzo, quien presiona para representar a unos 6000 trabajadores que se desempeñan en el sistema financiero tecnológico ( fintech) y que considera que deberían estar encuadrados en su gremio.
De la cruzada de Palazzo contra Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre, surgen dos curiosidades. La primera es que los intereses del gremio convergen esta vez con el de los empresarios nucleados en la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), quienes se disputan con Mercado Libre el negocio de las administradoras de pago y reclaman al Estado "igualdad de condiciones". La segunda es que la arremetida de Palazzo coincidió con el cierre del acuerdo paritario sellado con Adeba, que contempló una suba salarial en línea con la inflación y que elevó el sueldo básico a $51.098. ¿El gremio y los empresarios actuaron en tándem? Flota la duda. La CGT, enredada en una interna por el recambio de autoridades que se dará el año que viene, se mantuvo sugestivamente pasiva ante los conflictos. Tal vez existan razones: los gremios aeronáuticos tomaron distancia hace rato de la conducción cegetista, mientras que Palazzo y Moyano aspiran a tomar el control de Azopardo en 2020 con el apoyo de disidentes.
Pero sorprendió, ante todo, el silencio de la central obrera en la puja que mantiene el bancario con las fintech, un caso que sirve como botón de muestra del impacto de las nuevas tecnologías en determinados rubros. Tarde o temprano, la onda expansiva alcanzará a todos. Un ejemplo: en el Sindicato de Empleados de Comercio, el más numeroso del país, se perdieron 60.000 puestos de trabajo entre abril de 2018 y el mismo mes de 2019, según los informes que Armando Cavalieri amontona en su despacho. La principal causa de la caída fue un cambio de hábito que gana fuerza: cada vez más gente hace las compras de manera digital, incluso las del supermercado.
La corporación sindical, en cambio, reaccionó en bloque y sin fisuras tras el lanzamiento de El Tigre Verón, que se emite por Eltrece. Héctor Daer, el jefe de la CGT, dijo que "es una provocación para subir al movimiento obrero a una disputa que no tiene nada que ver". Lo mismo opinaron los Moyano y el taxista Omar Viviani, quienes vincularon la tira con la cercanía de la elección presidencial.
Caracterizado por el actor Julio Chávez, El Tigre Verón es el eterno jefe del sindicato de la carne, adonde ubicó a sus hijos y con los que montó una serie de negociados oscuros alrededor del gremio. Su vida gira entre el poder, el dinero y el apriete. En la serie hay amor, traición y muerte. También corrupción judicial, política, sindical y empresaria. Y hasta refleja las tensiones económicas contemporáneas: un empresario, que apela a las mismas recetas mafiosas que Verón para intentar imponerse, gestiona ante el gobierno la apertura de un Procedimiento Preventivo de Crisis para achicar la planta de empleados de su frigorífico. El ajuste y un convenio colectivo de trabajo más flexible son las condiciones que fijó un grupo inversor chino para comprar su compañía. Verón es un obstáculo para el avance de la millonaria operación. De la mano, la ficción y la realidad se entrecruzan en esta puesta en escena. El chofer del Tigre Verón es el exboxeador Marcelo Domínguez, quien suele oficiar de guardaespaldas de los Moyano. También actúa Mugre, otro personaje del entorno duro de los camioneros. Ambas participaciones refuerzan la verosimilitud de lo relatado.
Pero nada tan casual como lo que sucedió el día del estreno. El 10 de julio pasado, unas 16 horas antes de ponerse al aire el primer capítulo, se dio un enfrentamiento a tiros entre dos sectores del sindicato de la carne por la representación de los trabajadores de un frigorífico de la localidad de San Fernando. Hubo dos heridos, al menos diez disparos y una causa judicial que avanza con destino errante. El jerarca sindical de la carne, el verdadero, es José "Beto" Fantini, un histórico dirigente que reconoce sus vínculos con la barra brava de Boca y que integra el grupo de sindicalistas cercanos a Cambiemos. Fantini dice que no vio El Tigre Verón y no sabe si la hará. Quizá tema verse en el espejo.


Por dónde pasa la reforma laboral que planea el Gobierno. La Nación (domingo)
Existe una Comisión de Diálogo Social que trata distintos temas y pretende llegar a consensos; la conforman el sector empresario, el sindical, el Gobierno y especialistas.
"Reforma laboral" es un par de palabras juntas que el Gobierno siempre quiso evitar. De hecho hoy dicen desde los distintos ministerios que ellos no hablan de una "reforma laboral". Sin embargo, existe la idea en parte del oficialismo y también en el mundo empresario de que hay cosas que tienen que cambiar para que el mercado de trabajo, hoy con un 10, 1% de desocupación, según cifras oficiales, empiece a destrabarse. En este sentido, se enviaron cuatro propuestas al Congreso con propuestas de reformas que no prosperaron.
Como si fuera un Boca-River, hay dos conceptos de la Argentina que parecen no tener posibilidades de convivir: una que lleva a la protección total del trabajador, la otra que lleva a una mayor libertad del empleador para contratar y despedir. Sin embargo, hay una tercera vía de quienes dicen que, el éxito de unos y otros está "encadenado" y que no tiene que ser a través de la permanencia de uno en detrimento del otro.
"El Gobierno ya tiene diseñada una reforma laboral, con varios temas en debate. Hay una agenda establecida", dice una persona allegada al proyecto en curso.
"Estamos trabajando con todos los actores del mundo laboral, a través de las mesas sectoriales y de espacios de trabajo conjunto con los representantes de los trabajadores y los empresarios, como lo es la Comisión de Diálogo Social tripartita, para ir avanzando en los consensos necesarios que den respuestas a los desafíos que presenta cada sector", explican desde el Ministerio de Producción y Trabajo.
Ya mantuvo dos reuniones plenarias, a las que suman también especialistas en los temas que se debaten, como abogados y jueces, entre otros. La semana pasada, una subcomisión propuso realizar una jornada donde se debatió sobre las nuevas formas de trabajo. "La idea es que esta jornada sirva de insumo para que avance el debate", explican desde la Secretaría de Trabajo.
Si hay un proyecto laboral que interesa especialmente al Gobierno es el de blanqueo. Con la idea de que los consensos existían (es algo que interesa especialmente a los sindicatos porque aumentaría el número de afiliados), parecía que rápidamente iba a salir exitosamente del Congreso, pero no fue así. De hecho el último proyecto, bien acotado a este tema, y el primero en materia laboral impulsado por Sica, aún no fue tratado. "El contexto electoral hace más difícil este debate", admiten desde Producción. "Hoy, en nuestro país, hay 4 millones de trabajadores que se encuentran en la informalidad, y no cuentan con la cobertura de salud y de seguridad social que les corresponde. Es un debate que debe ser dado", agrega un vicero del ministerio.
Desde el punto de vista legal, especialistas dudan de que pueda salir a través de un decreto, porque se produce la condonación de deudas que nacen del incumplimiento de la ley. Tiene que salir entonces por el Congreso.
Básicamente, al empleador se le perdonan las deudas por incumplimiento en la registración, y "los trabajadores incluidos en la regularización prevista en el régimen tendrán derecho a computar aportes por hasta los últimos sesenta (60) meses de servicios previos a la reglamentación de la presente, o la menor cantidad de meses por la que se los regularice".
El hecho de haya más personas que aporten con sus sueldos a la seguridad social es una de las bases para que bajen los costos laborales, uno de los mayores problemas que tiene la Argentina para que crezca la competitividad y el empleo privado formal. "Nosotros tenemos alrededor de 6 millones de personas con un empleo formal desde hace por lo menos 8 años. Sin una reforma laboral la Argentina pierde competitividad y se hunde. Brasil tiene la mitad de costos laborales que nosotros y el doble de productividad", afirman desde e sector empresario.
Por otro lado, a fines de 2017, el gobierno envió al Congreso otro proyecto de 145 artículos, con varias reformas laborales en su propuesta, además del blanqueo.
Con él dio una visión general de por dónde pasa un esquema de cambio, por ejemplo en caso de indemnización por despido. No se trataba (ya que no prosperó en el Congreso) de una ley al estilo de la de los Estados Unidos, donde la indemnización es un beneficio que otorgan las empresas pero sin obligación. Aquí se intentó acotar lo que forma parte de la indemnización a la "mejor remuneración mensual, normal y habitual devengada durante el último año..." Dejó afuera el aguinaldo, horas extra, premios, compensaciones de gastos etc.
"La idea era retirar de la indemnización estos ítems, que conforman muchas veces más de la mitad del sueldo", dice el abogado laboralista Juan Carlos Cerutti. "Hoy la jurisprudencia dice que todo lo que se genera a través del trabajo y sin importar la periodicidad, debe formar parte de la base indemnizatoria. A muchos trabajadores, por ejemplo, las horas extra se les pagan todos los meses y pueden llegar al 30% de su remuneración".
Un gran capítulo, el segundo de este proyecto, es el fondo de cese laboral, a la manera del de la construcción. Las reformas, serán, sin dudas, las próximas batallas post elección.


Denuncian operaciones de lavado en una mutual del gremio de Camioneros. Clarín (domingo)
Surge de un informe oficial que fue presentado en la Justicia y reveló el programa La Cornisa. Evalúan intervenir la mutual.
Un informe del INAES determinó que la Mutual de Trabajadores de Camioneros que dirige Pablo Moyano sería utilizada para “lavar dinero por medio de empresas con facturaciones dudosas y ficticias”, aseguró el presidente de ese organismo, Marcelo Collomb, encargado de auditar a mutuales y cooperativas. El informe del INAES (Instituto de Asociativismo y Economía Social) fue girado al juzgado federal de Morón, a cargo de Néstor Barral, quien investiga a la familia Moyano por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.
Al mismo tiempo Collomb aseguró que estudia la intervención o la liquidación de la mutual de Camioneros, si se confirman las sospechas de que es utilizada como otra caja negra del clan Moyano.
De acuerdo a la auditora de este organismo de control que anticipó el programa La Cornisa que conduce Luis Majul, “la Mutual Camioneros hace giros de dinero con una docena de empresas vinculadas a la familia Moyano y otras prestadoras de servicios de empresarios ligados”. Entre las empresas que prestan servicios a la Mutual que cuenta con unos 15 mil asociados, se encuentran Dixey y Aconra Construcciones de Liliana Zulet, la mujer de Moyano. También la Mutual le alquiló un inmueble al Estudio Jurídico de Hugo Moyano (hijo) y recibe fondos de Audifarm Salud del empresario Marcos Hendler, quien también lo era de Droguería Urbana, máximo proveedor de la Obra Social de Camioneros, hasta quedar procesado junto al administrador y al auditor de la obra social por defraudación y administración fraudulenta por el presunto uso de troqueles falsos y cobro de reintegros de medicamentos no suministrados a pacientes.
La Mutual recibe dinero de la empresa Covelia (que siempre se sospechó como perteneciente de los Moyano) y de la empresa de correo de correos OCA. Cuatro años atrás, la Mutual de Trabajadores Camioneros y OCA firmaron un acuerdo de colaboración por el cual la empresa postal contribuiría monetariamente con la mutual con 2.250.000 millones de pesos. Es sobre esta maniobra donde la Justicia puso el foco, dado que dicha ayuda financiera resulta llamativa. Para esa fecha la empresa de Patricio Farcuh ya se encontraba atravesando una turbulencia financiera, la cual generó que OCA terminara finalmente concursada e intervenida. Pese a ello, y al mismo tiempo en que comenzó a publicitar en la camiseta al Club Atlético Independiente, presidido por Hugo Moyano, se comprometió a donarle a la mutual del sindicato más de dos millones de pesos. Según consta en los registros de OCA, tal donación fue realizada a través de dos cheques. Sin embargo, para el periodo 2014-2017, la mutual tendría registrados únicamente dos aportes de OCA por menos de cien mil pesos, cifra considerablemente inferior al convenio celebrado por ambas partes.
Pablo Moyano, presidente de la Mutual de Camioneros y Patricio Farcuh, por entonces dueño de la firma OCA, viajaron juntos – y en compañía de varios barra bravas de renombre – al mundial de Sudáfrica en 2010. El vínculo que existe entre ambos permite suponer que éste no sería el único entramado financiero que han realizado de manera conjunta. Si la Justicia logra corroborar que efectivamente se produjo una donación ficticia, se encontraría ante un claro caso de desvío de fondos, de salidas no documentadas desde OCA y de lavado de dinero.
En primer lugar, si la empresa postal se comprometió a aportar financieramente a la mutual e incumplió con su palabra, se confirmaría el desvío de fondos de la compañía generado con la complicidad de las autoridades de la mutual.
En segundo término, a través de una donación ficticia y no percibida, la mutual podría haber justificado movimientos por más de dos millones de pesos, cuando en verdad dicho dinero jamás pasó – en su gran mayoría – por sus arcas.
Por eso se cree que la Mutual de Camioneros es otra de las grandes cajas que maneja la familia Moyano. Para el ejercicio económico de 2017 la institución, declaró ingresos por casi trescientos millones de pesos. Si bien parecería que se financia con los aportes de sus afiliados, esto claramente no sucede de acuerdo al informe del INAES. Más de la mitad de sus ingresos pertenecen a contribuciones y donaciones de distintas empresas, varias de ellas de primera línea. “Ello podría esconder una clara extorsión que les asegure poder llevar a cabo su operatoria libremente”, dicen los especialista del organismo de control. De este modo, la mutual recibe mensualmente suntuosas sumas de dinero, parte de las cuales son posteriormente utilizadas para realizar inversiones inmobiliarias y financieras, en claro perjuicio de sus propios afiliados. Por citar un ejemplo, en julio de 2007 la Mutual y el Sindicato de Choferes de Camioneros adquirieron la sociedad Emprendimientos Brasil S.A. a cambio de una suma cercana a los siete millones de dólares. La compra de esta sociedad trae incluyó la adquisición de un extenso terreno situado en las intersecciones de las esquinas de avenida Brasil y Paseo Colón, donde” se podría construir construcción de un complejo de edificios, algo que en lo más mínimo reflejaría los intereses de ambas entidades”, explicaron a La Cornisa.
Asimismo en el informe del INAES se determinó que “la Mutual también tuvo giros de dinero con otras empresas ligadas a mutuales, cooperativas, compañías de seguros, sindicatos, federaciones y el club Camioneros que también dirige Pablo Moyano. Pero las pruebas que más complican la situación de la familia Moyano son algunas de las facturas que mostró La Cornisa “por servicios son sospechados por inexistentes y cuya prestación no genera ningún beneficio a los miembros de la Mutual”.


Cómo recaudan fondos los candidatos y quiénes son sus aportantes claves. La Nación (domingo)
El campo, los "unicornios" y los gremios son los primeros en contribuir; es la experiencia inaugurada con la nueva ley
La "pasada de gorra" ya comenzó. Empresarios, sindicalistas, funcionarios y empleados públicos son solo algunos de los convocados a financiar las millonarias campañas a presidente, gobernadores, jefe de gobierno porteño e intendentes. Tanto el espacio liderado por Mauricio Macri como la fórmula Fernández-Fernández desplegaron a sus recaudadores, una actividad que pese a la sanción de la nueva ley de financiamiento todavía resulta un tema "tabú" en la actividad privada.
Pro maneja la caja y los números de la campaña de Juntos por el Cambio. Sus principales socios -el radicalismo y la Coalición Cívica- solo colaborarán con el aporte de fondos del Estado, aunque Elisa Carrió impuso sus condiciones: exigió "escanear" a los potenciales donantes para verificar si existen conflictos de interés y consiguió bajar los aportes por debajo del tope legal. ¿Quiénes financian a Juntos por el Cambio? Banqueros, referentes agropecuarios, las startups, algunos "unicornios" y líderes del sector de servicios figuran entre los mayores aportantes, según reconstruyó LA NACION. Nada que sorprenda demasiado si se considera que el campo, por ejemplo, fue el mayor sostén de Cambiemos en los comicios de 2017.
Si en 2015 la colecta era liderada por Nicolás Caputo, ahora es el jefe de asesores, José Torello, quien tomó ese rol, ayudado por la empresaria textil Flavia Martini. El diputado Ezequiel Fernández Langan será el responsable económico. En esos papeles, cada empresa figurará con un tope de $18 millones en la campaña nacional por las tres elecciones.
Serán las primeras elecciones con la nueva ley de financiamiento electoral que habilita el aporte de empresas. Aunque fue legalizado, los empresarios se resisten a que su nombre aparezca públicamente. "Primero reclamaron la ley y ahora tienen pruritos por cuestiones de seguridad", dicen en la Casa Rosada.
El oficialismo tendrá la ventaja de contar con el Estado de su lado. ¿Los beneficios? Los recorridos de obras y el uso de aviones oficiales antes del período proselitista, la publicidad oficial y un número impreciso de empleados públicos que trabajan para la campaña en horarios de oficina.
Para la comunicación en redes sociales y en el despliegue territorial de los candidatos, los voluntarios se mezclan con funcionarios y empleados públicos. Muchos trabajan en el edificios del gobierno porteño en Parque Patricios o militan en la Fundación Pensar.

De arquero a recaudador
Alberto Fernández delegó en Cristina Kirchner el manejo económico de la campaña. Al frente de las cuentas diarias quedó el diputado Carlos Castagneto, baluarte de la agrupación Kolina. Apenas oficializó su candidatura, la actual senadora lo llamó por teléfono para comunicarle que quería repetir el esquema de la campaña legislativa de 2017, cuando Castagneto se encargó de los números de Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires.
Exarquero profesional y contador, Castagneto cuenta con dos activos para cumplir esa función. Por un lado, lo propuso Cristina Kirchner por su obsesión en el manejo prolijo de los números. Por el otro, los gobernadores e intendentes del PJ lo recibieron con los brazos abiertos: lo primero que hizo Castagneto fue llamarlos para comunicarles que la campaña nacional les pagará la impresión del tramo nacional de las boletas Fernández-Fernández, algo inédito.
Ese desembolso es, en la práctica, una inversión. Porque los gobernadores y los intendentes serán los encargados de acercar empresarios y otros donantes de sus distritos para solventar la primera campaña después del escándalo por los cuadernos de las coimas.
El plan para recaudar es apuntar, sobre todo, a los empresarios de las pymes más grandes. Les enviarán mails y cartas para invitarlos a que hagan donaciones por debajo del millón de pesos. Para blanquear su imagen, Fernández-Fernández elaboró un instructivo interno que fija como pauta que se acepten aportes de empresas, pero solo hasta el 20% del tope establecido por ley.
¿Y Alberto Fernández? Es el candidato a presidente, pero además conoce como pocos la cocina del financiamiento electoral. Cumplió ese rol durante la campaña presidencial de 1999 con la fórmula Duhalde-Ortega y después lo retomó durante el kirchnerismo hasta que estalló el escándalo por los aportes de la mafia de la efedrina. Ahora, el candidato designó a Juan Manuel Olmos como el responsable de interactuar con el equipo de Cristina Kirchner.
El kirchnerismo también plantea reparos: quiere el aporte de empresas, pero prefiere evitar las reuniones con el candidato. "Es una incomodidad", dijeron. Apunta a conseguir donaciones menores al millón de pesos de firmas que puedan aportar tanto para su campaña como para la del oficialismo.
Un dato más. Alberto Fernández tiene llegada directa a empresarios, pero también a sindicalistas. Uno de los pesos pesados, por ejemplo, ya le "regaló" buena parte de la asesoría en comunicación de su campaña, según confirmó LA NACION. Ese equipo -al igual que muchos otros- funciona en unas oficinas de diseño sobre la calle México. "El búnker se paga con fondos de Parte, el partido de Alberto", explicaron.


Segmentos e historias de vida, los secretos de la campaña Pro. La Nación (domingo)
La estrategia oficialista consiste en asignarles sectores sociales a sus candidatos según sus perfiles; también a personalizar los mensajes y viralizarlos.
"Hoy tenemos nuestra vida y una vida paralela en internet". Ese sencillo postulado es el que suele repetir Marcos Peña para darle fundamento a la campaña del oficialismo, un mecanismo de relojería donde cada integrante de Juntos por el Cambio sabe a quién le tiene que hablar, qué tiene que decir y por dónde debe caminar.
A tres semanas de las PASO, la coalición que se encolumna detrás del proyecto reeleccionista de Mauricio Macri tiene desplegada su estrategia electoral en su máxima expresión. Pero no todos los electores ven la misma campaña.
El plan proselitista elaborado por Peña, el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba y su equipo de estrategas tiene tres niveles. El primero es el de la campaña tradicional, que incluye el despliegue territorial y los mensajes generales que se transmiten por los medios de comunicación y los canales oficiales. El segundo es el de la propaganda en redes sociales, que está pautada y tarifada en Facebook, Instagram, Twitter y YouTube. Y mucho más imperceptible es la llamada "campaña de la conversación", que -utilizando los grupos de WhatsApp- apunta a que, de forma espontánea, los votantes compartan contenido con sus círculos sociales. Las tres "capas" de la campaña oficialista están, a su vez, atravesadas por la "vedette" del oficialismo en estos comicios: la campaña por segmentos. Transpolado desde el marketing, la segmentación implica dividir al electorado según intereses y comportamientos, de manera de transmitir mensajes diferenciados.
En Juntos por el Cambio, no solo los candidatos que aparecen en la boleta tienen asignados nichos a los que convencer. Distintos funcionarios, legisladores y colaboradores están haciendo proselitismo segmentado por perfiles.
Así, por ejemplo, la diputada macrista Carmen Polledo -cuyo nombre sonó para candidata a senadora, pero finalmente no entró en la boleta- le hablará a la comunidad china (a quien conoce por su antiguo rol en la Feria de las Naciones), el ámbito de la salud y los electores antiaborto. El secretario general de gobierno porteño, Fernando Straface, apunta al sector de las ONG. En la provincia, el secretario de gobierno, Fabián Perechodnik, se concentra en los extranjeros y en los empresarios. La senadora provincial Daniela Reich les habla a las mujeres. Y el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, a los intelectuales. En las nóminas de candidatos también se buscó que existan "targets" diferenciados. En la boleta porteña, el primer candidato a diputado nacional, el presidente de la Coalición Cívica (CC) Maximiliano Ferraro, apuntará su campaña a los grupos Lgtbi, a la comunidad educativa y la cultura. El primer candidato a senador, Martín Lousteau, focalizará su campaña en los jóvenes y en el llamado "corredor Rivadavia", la zona de la ciudad donde apunta a captar votantes progresistas. Tercero en la boleta de diputados, el vicedecano de Económicas de la (UBA), Emiliano Yacobitti, concentrará sus esfuerzos en los ámbitos universitarios y en los afiliados radicales. Pronto circulará una carta entre los correligionarios de la UCR porteña pidiendo el voto.
Al primer candidato a diputado por la provincia, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, le toca concentrarse en la familia policial y las Fuerzas Armadas. Y María Luján Rey, si bien no tiene asignados segmentos particulares, les habla a las madres del dolor y tiene un discurso contra las mafias.

A la caza de historias
Otro mecanismo de campaña en pleno despliegue es el de la "caza de historias". El comando central de Pro distribuyó distintos centros urbanos entre sus colaboradores con el objetivo de identificar historias de vida para generar contenidos y mensajes personalizados, que puedan difundirse rápidamente en grupos de WhatsApp. Según el manual oficial, tienen que ser personas "que tengan que ver con muestras de compromiso y responsabilidad social hacia su pueblo".
A ellos, Macri y María Eugenia Vidal les envían un audio o mensaje de WhatsApp. Si el chat "da la vuelta" -como dicen en el equipo macrista- e incluso trasciende a los medios locales, el operativo fue un éxito. Los encargados de rastrear destinatarios de mensajes son, entre otros, el secretario general de Pro, Francisco Quintana (se concentra en las ciudades de Tucumán, Mendoza, La Rioja y Santa Rosa); el subsecretario de la Presidencia, Jesús Acevedo (Rosario, San Luis y Ushuaia); su antecesor Valentín Díaz Gilligan (Córdoba, Santa, San Salvador de Jujuy y Bariloche), y el secretario de Interior, Sebastián García de Luca (Neuquén, Santa Fe y San Juan). Todos miran también a la provincia de Buenos Aires.
La estrategia oficialista se completa con la campaña cara a cara. Hay viajes y "bajadas" en distintos puntos del país, caminatas por barrios, "livings" (como le llaman a las visitas en casas de familia) y encuentros programados con nutridos grupos de vecinos.
Los "timbreos", como actividad nacional de campaña, quedaron en color sepia. En el comando de campaña argumentan que el formato "agotó".
Las actividades por el país se manejan con agendas individuales y combinadas. Macri puede viajar solo o en dupla con Miguel Pichetto, Vidal o Horacio Rodríguez Larreta. La gobernadora también tiene compañeros de recorrido, como Elisa Carrió y Lousteau. Y Pichetto viene caminando en tándem con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Las claves de la campaña Pro
El comando de Pro despliega su estrategia en tres niveles: la campaña tradicional (con recorridas y mensajes por medios masivos), la propaganda paga en redes sociales y la más imperceptible "conversación" por chat. La clave de estas elecciones para el oficialismo es la campaña por segmentos, de forma de dividir al electorado de acuerdo con intereses y comportamientos para transmitir mensajes diferenciados.
El comando central de Pro busca también rastrear historias de vida para generar contenidos y mensajes personalizados, que puedan difundirse rápidamente en WhatsApp.
El trabajo territorial incluye: viajes y "bajadas" en distintos puntos del país, caminatas por barrios, visitas a familias y encuentros con grupos de vecinos.


Cerca de la gobernadora dicen que la perjudica la mala imagen de Macri. Página12 (domingo)
La campaña cuesta arriba de Vidal. En el entorno de la gobernadora bonaerense aseguran que viene abajo en las encuestas y que la desfavorece haber unificado las elecciones. Apuestan a la polarización y a seguir estigmatizando a Axel Kicillof.

Por Werner Pertot
Si hay alguien que sabe que la campaña es cuesta arriba, es el equipo de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Sus adláteres señalan que viene abajo en las encuestas, que la perjudican haber unificado las elecciones, la imagen muy mala de Mauricio Macri en el conurbano y el arrastre de los candidatos del Frente de Todos. Mientras alterna entre intentar mostrar las bondades de su gestión y atacar a su principal adversario, Axel Kicillof, sus estrategas están recorriendo los distritos para reunirse con los candidatos y dirigir las acciones de campaña hacia los sectores de la población que tienen identificados como votantes posibles. La estigmatización de Kicillof como "marxista" seguirá porque es útil aunque advierten en el PRO que puede no ser suficiente. "Pasa que este muchacho es zurdo pero no es Aníbal Fernández", graficaba uno de los dirigentes bonaerenses del PRO.
"La campaña viene bien, según lo previsto", consideró uno de los máximos responsables ante PáginaI12. Indicó que seguirán las recorridas de Vidal por el interior de la provincia y que, en las últimas semanas, se dedicará más fuerte al conurbano bonaerense. "La estamos viendo bien. Tal vez sea una elección en dos vueltas y no en tres, así que se han alineado la estrategia nacional y provincial. Estamos creciendo tanto nosotros como el otro espacio. Vamos hacia una buena PASO y vamos a recortar hacia la general", se mostró optimista otro dirigente bonaerense de peso. "La campaña la vamos a centrar en los contrastes de gestión y de valores", señaló sobre el discurso, que apunta sin dudas contra Kicillof.
A medida que las voces provienen de círculos menos cercanos a la gobernadora, el optimismo decrece. Un dirigente que está en el territorio constantemente se mostró preocupado por la diferencia que tiene Vidal, aunque advierte que recortó un poco la distancia, no la ve en un buen momento. Macri, para colmo, está muy mal en el conurbano, con diferencias de dos dígitos respecto de los candidatos del Frente de Todos, señalan desde Juntos por el Cambio bonaerense.
La línea discursiva no cambiará mucho de aquí a las PASO. Vidal intentará seguir mostrando logros de gestión y le seguirá apuntando a Kicillof, vinculándolo a La Cámpora para ver si así puede continuar polarizando. Cuanto más votos concentren los dos espacios en las PASO, mejor se ven desde el oficialismo. Por eso se vienen concentrando en los "votantes posibles", para lo cual vienen trabajando con un sistema de big data sobre el territorio. "No tenemos discriminado cuadra por cuadra, pero sí los circuitos electorales y los colegios", indican sobre las preferencias y las características de los habitantes del conurbano, que les permiten hipersegmentar el discurso.
En las últimas semanas el jefe de Gabinete, Federico Salvai, y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, vienen haciendo reuniones con los intendentes y legisladores de los distintos distritos para unificar discursos y la estrategia para la reelección de Vidal. La semana pasada reunieron a toda la sección electoral en Lanús, con Néstor Grindetti como anfitrión.
Al equipo de campaña le preocupan algunos municipios que podrían perder a manos del peronismo, como Quilmes -gobernado por el ex chef Martiniano Molina-, San Vicente o Pilar, donde el intendente es Nicolás Ducoté. El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, estuvo en el sur intentando apuntalar a los candidatos a concejales de Quilmes. Muchos temen que nada alcance en ese distrito.
También comenzaron a recorrer la provincia de Buenos Aires la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; y la de Desarrollo Social, Carolina Stanley. "Todas ayudan", aseguran cerca de Vidal, que continuará con su raid mediático consciente de que en un año pasó de tener la reelección segura, a ser el plan de recambio de un Macri que se caía (el ya olvidado Plan V) y ahora a tener que pelear estando abajo en las encuestas para lograr la reelección. Tampoco está escrito que no lo pueda lograr.


Alberto Fernández, con el ojo puesto en Córdoba: fiscalización y seducción del voto anti K. Clarín (domingo)
Apuesta a achicar la diferencia con Macri en esa provincia, que fue clave para el triunfo de Cambiemos en 2015.
Alberto Fernández y el comando de campaña del Frente de Todos tienen el ojo puesto en Córdoba, la provincia “fetiche” en la que Mauricio Macri cosechó, en 2015, la aplastante diferencia que le permitió derrotar a Daniel Scioli
Para ganar la presidencial, Alberto F. ahora apuesta a achicar al máximo la distancia que eventualmente pueda sacarle Macri en la provincia mediterránea.
En sectores del kirchnerismo se instaló, tras la derrota en el balotaje de hace casi cuatro años, que Scioli perdió por un margen en el Norte de Córdoba y por otro muchísimo más abultado en el Sur de esa provincia. La diferencia es achacada en el peronismo cordobés a las distintas realidades económicas y políticas del distrito en un extremo y otro de su territorio.
Pero en política es difícil abstraerse de las miradas conspirativas, más cuando se pierde y por un número impactante en un lugar y uno más apretado en otro.
En aquel año, el santiagueño Gerardo Zamora había acercado a Scioli varios intendentes del Norte de Córdoba, en su mayoría radicales transversales que en ese momento -al igual que el ahora gobernador de Santiago del Estero- apoyaban al candidato del PJ.
Así, en esa zona de la provincia intendentes le traccionaron votos a Scioli y, de yapa, le fiscalizaron.
Consultado por Clarín, en la campaña de Alberto F. opinaron: “Scioli se durmió en Córdoba en el balotaje”.
Pero esa no es la lectura homogénea dentro del kirchnerismo.
Otros dirigentes del FdT creen que la explicación del resultado obedeció a lo "reactivo" que era el votante del Sur cordobés al kirchnerismo y al "entusiasmo" que encarnaba Macri.
Algo similar argumentan en el peronismo de Córdoba: “Es una pelotudez culpar a la fiscalización por la derrota del kirchnerismo en Córdoba en 2015. Si perdieron fue porque los cordobeses no los votaron, hartos de los maltratos de Cristina Kirchner con la provincia”.
1. En el balotaje, en Córdoba Macri obtuvo 1.546.831 votos contra 616.002 de Scioli. La diferencia fue de 934.829.
2. En el total general del país, el actual presidente le sacó 680.607 votos de ventaja al entonces candidato del FpV. En buen romance: la clave del triunfo tuvo tonada cordobesa.
Una de las responsables de la campaña en Córdoba -y de la fiscalización- será Gabriela Estévez, una militante de La Cámpora que va segunda en la boleta de precandidatos a diputados nacionales.
“Alberto vino porque necesita volver a ganarse la confianza de los cordobeses”, dijeron en el peronismo de esa provincia. “Estamos trabajando para revertir la imagen que dejó Cristina en Córdoba durante sus gobiernos”, agregaron.
Cerca del candidato presidencial del PJ entienden que les jugará a favor que el gobernador Juan Schiaretti repartirá su boleta corta del frente “Hacemos por Córdoba”.
También que muchos intendentes peronistas de la provincia trabajarán para “ganarle a Macri”. En el Frente de Todos calculan que por esa vía deberían subir en esta elección “algunos puntos”. Y otros más por el propio desgaste de Macri en estos años de gestión.
“Estamos mucho mejor en Córdoba que hace cuatro años. Hay mayor paridad con Macri”, le oyeron decir en privado a Alberto Fernández.
Aunque todavía es temprano, gobernadores del PJ pronostican que los Fernández ganarían en 17 provincias, sobre todo las del Norte y las del Sur.
Tienen dudas con qué sucederá en la provincia de Buenos Aires. Y creen que Juntos por el Cambio se impondría en Corrientes, Santa Fe, Ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Mendoza y Córdoba. La caída en Córdoba asoma como bastante segura.
Por eso el foco de la campaña estará puesto en que, de ocurrir, la derrota sea por el margen más estrecho posible.


El pichettismo empieza a sumar a los peronistas marginados por La Cámpora. Clarín
Hay grupos trabajando en 19 provincias. Son dirigentes del PJ tradicional no tenidos en cuenta por Cristina Kirchner. Los hombres de Miguel Pichetto.
La metáfora, estrella en la dialéctica peronista, versa que Miguel Angel Pichetto hoy conduce la ambulancia que transita por una larga “calle del medio”, que alguna vez supo ser una avenida y que menguó frente a la polarización, recogiendo “heridos” en sus paradas, en cada provincia.
“No damos abasto, nos quieren en todos lados. El kirchnerismo dejó tantos heridos con su soberbia”...expone un operador peronista con muchas batallas electorales a cuestas, que se mueve libre en este nuevo espacio “en las sombras” que irrumpió hace apenas un mes: el pichettismo.
Atrás quedó el momento en que Mauricio Macri le ofreció a Pichetto ir como su vice. Antes de dar el sí, en ese brevísimo lapso, un dirigente cercano alcanzó a decirle: “Miguel, a vos te suman como sos, sin cambiar nada. Ni siquiera la corbata que tenés puesta”. Hace unos días, en una actividad de campaña de Juntos por el Cambio, alguien le sugirió que se la quitara. “No, la corbata no. Yo soy así”, argumentó.
Rápido, armó su mesa chica para recorrer el país y sumar “compañeros” descontentos por el sectarismo que Cristina Kirchner avala y que La Cámpora ejecuta, más allá de Alberto Fernández. Humberto Roggero, ex jefe del bloque de diputados peronistas, a cargo del armado en el interior; y Jorge Franco, un histórico pichettista que coordina la campaña.
Hay otros dirigentes en distintos roles. Eduardo Camaño, ex ministro bonaerense y presidente, lleva adelante el escaneo de dirigentes del PJ en la provincia de Buenos Aires, marginados por los K. Y hay otros que se acercaron al Peronismo Republicano Federal como Humberto Romero o Daniel “Chicho” Basile.
“Me río porque dicen ‘los viejos’, pero los viejos son los que tienen la libretita y saben qué puerta tocar. Hasta están armando estructuras jóvenes”, ironizan cerca de Pichetto. En efecto, un grupo sub 25 en la Ciudad se puso a disposición del pichettismo, encabezados por Tomás Santostefano. Lo mismo ocurre con otros jóvenes de la Universidad de La Plata de Ciencia y Tecnologia.
La Rioja fue una de las primeras paradas y allí tomaron dimensión del potencial en un acto junto junto al candidato a gobernador Alberto Paredes Urquiza y a Jorge Yoma. Pichetto reivindicó la figura de Carlos Menem, convocó al PJ local a construir junto a Macri e instó a elegir entre una visión “radicalizada y de izquierda” de La Cámpora, o un peronismo “ligado a la historia nacional, al pensamiento de Perón”.
Hasta ahora, Pichetto cerró el apoyo desde San Luis de Adolfo Rodríguez Saá. Igual que el del gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck, que respalda a Macri e irá al Senado.
Pero hay más. En Entre Ríos, el que arma es el ex intendente de Gualeguaychú Luis Leissa; en Salta vienen hablando con Juan Carlos Romero, y ya cuentan con el intendente y candidato a gobernador Gustavo Saenz; en Jujuy, con Guillermo Snopek; en San Juan el vínculo es con Marcelo Orrego y Roberto Basualdo; en Misiones hay varios sectores, además del embajador argentino en España, Ramón Puerta. Hay conversaciones con dirigentes en Formosa y la relación es buena con Gildo Insfrán; en Mendoza está el ex procurador Nicolás Becerra y negocian sumar al ex gobernador Rodolfo Gabrielli; en Córdoba, habría alguna colaboración del PJ local; en Santa Fe está el apoyo del “Lole” Reutemann y de grupos del interior, anti K; en Corrientes el referente “es Camau” Espinola. En Chubut hay diálogo con el gobernador Mariano Arcioni y sectores del PJ; en Santa Cruz hablan con dirigente del PJ anti K como Eduardo Arnold.
Mañana Pichetto y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, arribarán a Neuquén. Allí tienen el respaldo, además de la UCR, de Lucila Crexell y del petrolero Guillermo Pereyra. Podrían conseguir el apoyo del reelecto gobernador Omar Gutiérrez. Y el miércoles irán a Tucumán, donde estrecharon lazos con el intendente Germán Alfaro y con Domingo Amaya, aunque buscan arrimar al sector de José Alperovich, excluido por Cristina.
Tibiamente se acercan sindicalistas. Unos 30 gremios del sector energético, de dirigentes como Antonio “Coco” Cassia, Guillermo Pereyra y Oscar Mangone. También consiguieron a la Federación de Químicos y Petroquímicos de Rubén Salas y Jorge Coassini y el sindicato de Patrones y Oficiales Fluviales de Julio Insfran.
El jueves y viernes, Pichetto y Frigerio estarán en Mar del Plata. Allí podrían incorporar a algún dirigente del PJ que irá por la intendencia y que quedó afuera del cerco K. Así, María Eugenia Vidal tendría un candidato de Cambiemos y otro peronista.
La modalidad se repite. Construyen con peronistas pero sin mezclarse con los armadores del PRO y la UCR. Por ahora van por caminos separados, pero la idea es que esas bifurcaciones confluyan en las PASO y con más intensidad en octubre. Saben que en la sumatoria nacional, aportarán varios puntos a la boleta Macri-Pichetto, fundamental en un escenario cabeza a cabeza.
¿Cuál es la moneda de cambio? “Encuentran un lugar para participar, un canal de diálogo, que alguien los escuche y traslade lo que piensan. En el kirchnerismo nunca hubo ese canal”, detalló un operador del PJ. Alrededor del senador rionegrino afirman que él transmite un mensaje político que en la Casa Rosada nunca lograron. El propio Macri a veces sugiere “que vaya Pichetto” en lugar de él, a alguna actividad de campaña. Pese a que el candidato a vice no quiere opacar al Presidente.
“Genial, Miguel es genial, dice lo que estos otros no pueden decir”, se entusiasma Jaime Durán Barba en una reunión con el pichettismo.


Lavagna, la polarización y "otros intereses". Página12 (domingo)
El candidato de Consenso Federal dice que la sociedad no quiere votar por los extremos.
El precandidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, aseguró que la polarización entre Mauricio Macri y Alberto Fernández no coincide con la demanda de la sociedad ya que "el 40 por ciento de la población no quieren votar por los extremos". Sostuvo que en la oferta política "intervienen otros intereses que quieren que haya polarización".
Lavagna, al ser consultado por las encuestas que están reflejando una concentración de los votos entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, dijo que "los analistas hablan de una cosa y la sociedad habla de otra". "Las mismas encuestas que hablan de polarización, dicen que el 40 por ciento de la población no quieren votar por los extremos. Esa es la demanda de la sociedad", insistió.
Lavagna señaló que "el país lleva 8 años absolutamente estancado" producto de los dos últimos gobiernos. Y aseguró que su propuesta "tiene mucho que ver con lo que se hizo a partir del 2002 para salir de la crisis del derrumbe de la Convertibilidad". "Las políticas populistas, en el caso del cristinismo, y una predominancia del sector financiero en el gobierno de Macri son políticas distintas pero el resultado es el mismo: el país lleva 8 años absolutamente estancado", remarcó Lavagna.


Los intendentes peronistas buscan apuntalar a Kicillof para evitar el corte de boleta. La Nación
Temen perder la tracción de Cristina si los votantes optan por Vidal; señalan que el exministro aún tiene margen para crecer.
Los i ntendentes peronistas del Gran Buenos Aires tienen un nuevo desafío para los próximos quince días: lograr que mejore el nivel de conocimiento de su candidato a gobernador, Axel Kicillof.
El exministro de Economía mantiene aún 20 puntos de desconocimiento en cierto segmento del electorado, como el sur de la provincia y los barrios más profundos del conurbano, según se informó a LA NACION.
"Es el candidato más débil de la boleta", aseguran los intendentes cuando se apaga el grabador. Los mismos alcaldes que demoraron en poner sus nombres junto a la foto de Axel mientras que empapelaron el conurbano con fotos junto a Cristina Kirchner.
Los jefes comunales sostienen que la multiplicación de nombres propios en las boletas juega en contra de los anuncios tradicionales de campaña. Antes eran solo tres nombres: candidato a presidente, a gobernador y a intendente. Pero nadie está dispuesto a bajar de los carteles a Cristina Kirchner, ya que ella es el ancla que arrastra más votos en los barrios periféricos del Gran Buenos Aires. Es el plato fuerte del menú electoral, según afirman los alcaldes del PJ bonaerense que nunca se fueron al Frente Renovador.
"No te entra en un paredón Alberto, Cristina, Axel y el nombre del intendente, es muy largo", se sinceró un jefe comunal de la tercera sección electoral mientras advertía sobre los índices de desconocimiento que aún tiene el exministro de Economía como candidato a gobernador.
El aspirante a suceder a María Eugenia Vidal parece compartir el mismo concepto: en su último spot de campaña, que se llama "Una palabra", refuerza su vinculación con la expresidenta. No hay mención de Alberto Fernández. Mucho menos de Sergio Massa, ni del equipo de más de 60 intendentes que tienen que repartir sus boletas y fiscalizar sus votos.
"El cuerpo más débil es el de Axel. Tiene todavía un importante nivel de desconocimiento en un sector de la población. Pero tiene mucho margen para crecer", coincidieron tres alcaldes peronistas que participaron de la reunión de San Telmo con Kicillof y Fernández.
En esa reunión, los aspirantes a presidente y gobernador buscaron sanar las heridas que dejó el cierre de listas entre los jefes comunales.
Cinco de esos intendentes informaron que además se abordó la necesidad de unificar el discurso y enfocarse para instalar la figura del candidato a gobernador, que pierde frente a Vidal si se miden los dos contrincantes solos.
"Después de todo cierre quedan heridos. Pero pasa y cicatriza. No hay enojos", aseguró uno de los referentes del PJ provincial.
Lo cierto es que, para tratar de calmar los ánimos y contener a algunos barones del conurbano todavía incómodos, Kicillof sacó al ruedo un proyecto para regionalizar la provincia, que les daría más presupuesto y poder a los líderes de cada región.
El proyecto "aún se está analizando", dijeron los voceros de Kicillof. Tampoco tiene un borrador por escrito, agregaron.
"Ahora estamos enfocados para que se conozca Axel en los núcleos duros donde no hay tanto conocimiento", admitió un jefe comunal que es referente de la primera sección electoral.
Otro alcalde peronista del interior de la provincia argumentó: "Se trata de una coalición que se formó hace muy poco, con compañeros que hacía rato no estaban juntos y que tenían caminos distantes y postulados opuestos. No es lo mismo juntar 60 intendentes de Cambiemos en torno a una figura sólida, como María Eugenia Vidal, que nuestras reuniones, donde no hay tantas diferencias entre los intendentes y nuestro candidato a gobernador", dijo uno de los alcaldes que dialogaron con la nacion.

Diferencias
Siempre bajo estricto off the record, el mismo intendente peronista del interior admitió: "Está claro que en mi distrito no es lo mismo el nivel de conocimiento de Axel que el de Vidal. Acá hay más empuje local. Pero tiene más tracción la boleta de Alberto que la de Macri", aseguró.
"Axel tiene más para crecer", sostienen los alcaldes políticamente correctos. "Hoy no es el 2015. No se especula tanto con un corte de boleta. Hasta los intendentes que fueron muy cercanos a Vidal están desilusionados. Nadie va a repartir boleta corta con ella, porque Vidal es Macri", agregaron.
De todos modos, en el bloque de más de 60 intendentes peronistas hay algunos alcaldes a los que se mira con recelo. Son los que en algún momento se mostraron más cerca de Vidal que del PJ y luego volvieron, como Alejandro Granados (Ezeiza) o Mario Ishii (José C. Paz).
"Nuestra fortaleza es Cristina. Y el cuerpo más débil de la boleta es Axel -sostienen los alcaldes más recalcitrantes-. Pero no está el horno para bollos para salir con la boleta cortada. No hay espacio para que gane Macri o Vidal", sostienen. Y esperan que, a diferencia de 2015, esta vez no juegue cada uno a salvar su propio pellejo.


VOLVER top

TEMAS

21 encuestadores analizan la elección para Clarín: polarización, balotaje anticipado y voto oculto. Clarín (domingo)
Trabajan en consultoras que miden para el Gobierno, la oposición e inversores. La puja Alberto-Macri y otras claves a tres semanas de las PASO.
A 21 días de las PASO, 21 encuestadores analizaron la elección para Clarín. El listado es completo y variado. Este diario les planteó una serie de interrogantes-disparadores: ¿se profundiza la polarización? ¿Cómo está el escenario entre los Fernández y Macri-Pichetto? ¿Puede crecer Lavagna? ¿El balotaje se adelanta a la primera vuelta? ¿Hay un voto oculto que no sale en los sondeos y esconde alguna sorpresa?
Los consultores que respondieron son Mariel Fornoni(Management & Fit), Federico Aurelio (Aresco), Sergio Berensztein (Berensztein), Hugo Haime (Hugo Haime & Asociados), Analía del Franco (Analía del Franco Consultores), Lucas Romero (Synopsis), Pablo Mandia (Analogías), Juan Mayol (Opinaia), Nicolás Solari (Real Time Data), Celia Kleiman(Polldata), Gustavo Marangoni (M&R), Raúl Timerman (GOP),Jorge Giacobbe (Giacobbe & Asociados), Gustavo Córdoba(Gustavo Córdoba & Asociados), Facundo Nejamkis (Opina Argentina), Federico González (Federico González & Asociados), Martín Romeo (SOLO Comunicación), Martha Reale (RDT),Pablo Romá (Circuitos), Facundo Mordasini (CIGP) y Sebastián Lopes Perera (Marketing & Estadística)
¿Cuáles son los puntos en común de la mayoría?
1) La elección se polarizó y posiblemente en las PASO, entre el kirchnerismo y el macrismo sumen 80 puntos o más.
2) Alberto Fernández se mantiene arribaen intención de voto, pero Mauricio Macri se acercó y el escenario está abierto. Los que más distancia les dan a los K hablan de 7 u 8 puntos. Los que mejor performance ven en el Gobierno hablan de empate.
3) Roberto Lavagna no levanta por ahora, perjudicado por la grieta. Casi todos lo ubican debajo de los dos dígitos.
4) Si se mantiene la tendencia, se adelantarán las decisiones. Las PASO serían una suerte de primera vuelta y las generales, una especie de balotaje. Así, o Fernández o Macri podrían quedar consagrados en octubre. 5) No se vislumbra un fenómeno extendido de voto vergüenza o voto oculto, pero ante la polarización y la paridad, cualquier movimiento de este tipo, por más que sea menor, puede resultar decisivo.

Mariel Fornoni
Management & Fit

"Nosotros tenemos un escenario muy polarizado y bastante parejo, con una diferencia de casi 2 puntos, por encima los Fernández. Pero si uno mira la evolución, tuvimos 9 puntos en mayo, bajó a 5 puntos en junio, y bajó a menos de 2 puntos en julio".
"La campaña de Macri parece mucho más cerrada y consolidada que la de Alberto, donde son todos como candidatos que se están conociendo, que no han hecho campaña juntos y que de alguna manera están viendo cómo la hacen. De todas maneras hay que ver si el Gobierno puede mantener la economía con expectativa o no".
"Creo que puede haber un voto vergonzante y ese voto vergonzante te diría es más para Cristina que para Macri, porque es más terrible pensar que avalás la corrupción a que avalás una mala gestión económica. Otro tema clave que tiene que ver con Lavagna: nosotros lo tenemos en 7 puntos. El tema es que si saca más de 10 no habría ninguna posibilidad que la elección se termine definiendo en primera vuelta". "También habrá que ver el nivel de participación por región. Las encuestas se basan en una muestra homogénea, donde todos los sectores de la sociedad geográficos, etarios, socioeconómicos y demás están en la proporción que se representa en la muestra. Pero por ejemplo, si vos tenés la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe con una asistencia de 60% y en el interior de 80, eso te cambia la perspectiva. Y eso es bastante difícil de predecir, sobre todo porque mucha gente en las PASO siente que no se dirime nada".

Federico Aurelio
Aresco

"Estamos viendo un escenario muy polarizado, previendo una polarización de 12 puntos más que la Primaria 2015 entre el Frente de Todos y Cambiemos. Lo cual no deja de ser una situación paradojal, porque después del desgaste que tuvo el macrismo en estos cuatro años y el desgaste que sigue arrastrando el kirchnerismo en 12 años de gestión, en lugar de haber mermado su apoyo o su caudal electoral, les ha permitido tener una polarización mayor que la de 2015".
"Nosotros observamos una diferencia que denominamos intermedia a favor del Frente de Todos, si bien no es lo suficientemente grande para considerar que ya ganó, tampoco es lo suficientemente chica para que Cambiemos considere que la va a remontar sí o sí".
"Lo más importante a tener en cuenta es que pequeños movimientos de esas diferencias pueden generar un impacto muy distinto. Es decir, una diferencia de 4 o 5 puntos es una diferencia que no define el escenario electoral a favor del Frente de Todos; ahora, si esa diferencia tiene un crecimiento de 3 puntos y en vez de 5 es de 8, va a ser una diferencia que difícilmente pueda remontar Macri y que va a generar un impacto muy negativo en el mercado y en un porcentaje importante de la sociedad argentina. En cambio, si esa diferencia en vez de 5 es 2, va a ser una señal de que Cambiemos está plenamente en carrera y puede repetir el camino que hizo en el 2015".
"A Lavagna en la Primaria lo vemos prácticamente invisibilizado, difícilmente pueda tener un gran movimiento a no ser que encuentren alguna genialidad de campaña".
"Hoy no estamos observando un voto oculto, como cuando nadie reconocía que había votado a Menem para su segundo mandato. El tema es que si aparece sorpresivamente un resultado que no pudo detectar ese voto oculto, por más que sea de bajo caudal, dos o tres puntos, pueden cambiar fuertemente el impacto de la elección".

Sergio Berensztein
Berensztein

"El escenario está más polarizado de lo que por lo menos eran las principales hipótesis hasta hace un mes, mes y medio. Y puede haber sorpresa. En primer lugar hay que ver el nivel de participación y sobre todo entender no solamente el caso de Lavagna, sino también otras fuerzas que en principio podrían tener algún potencial, sobre todo en sectores jóvenes, como es el caso de Espert; también hay que ver cuánto resiste la izquierda".
"Otra hipótesis que hay que ver es si la cuestión pañuelo verde-pañuelo celeste tiene algún impacto en la intención de voto. También, la cantidad de gente que vota en las PASO. Temas que por ahí no son tan visibles en términos de la polarización, pero que por debajo pueden estar generando alguna dinámica en la opinión pública".
"En término de voto oculto, la verdad es que no hay evidencia en términos cualitativos ni cuantitativos. Tampoco voto bronca, algo que era bastante evidente en la elección octubre de 2001".

Hugo Haime
Hugo Haime & Asociados

"Esta elección tiene muchos interrogantes aún. Uno es cuál va a ser el grado de participación en las PASO. Está claro que los núcleos duros que apoyan al Gobierno y al Frente de Todos son los más proclives a ir a votar en el primer turno, pero en el medio queda más de 40% del electorado que toma la decisión de concurrir a votar a último momento, sobre todo en las primarias".
"La elección tiende a la polarización pero no creo que ello ocurra totalmente en las PASO. Hay un sector del electorado que no quiere votar ninguno de los dos polos y se va a encontrar con la posibilidad de votar por preferencia y no por opción. La probabilidad de polarización plena la veo para la primer vuelta".
"El otro interrogante es qué sucederá en la Provincia. De lo que suceda en ese territorio depende en gran parte el resultado final nacional. Y es un tema difícil de dilucidar mediante el método tradicional de encuestas".
"Creo que el Gobierno necesita remontar una situación no cómoda y que corre de atrás. Por eso ha lanzado una campaña destinada a acortar las diferencias que la oposición le llevaba al iniciarse la campaña. Aunque parezca poco tiempo, tres semanas son tiempo suficiente para que las brechas se agranden o se achiquen y aún pueden pasar muchas cosas que modifiquen el panorama electoral. Me parece temprano para definir números precisos".
"Puede haber sorpresas en relación al clima que se esta generando de que todo esta empatado. En este sentido pienso totalmente distinto a los que postulan la idea de la espiral del silencio (el supuesto de que la gente se sube al carro ganador influida por los medios). Hay que pensar tambien que la gente desinteresada en la política es reacia a contestar encuestas. Alli hay una parte importante de votantes potenciales de Lavagna y Espert que pueden no estar contestando encuestas hoy".

Analía del Franco
Analía del Franco Consultores

"El escenario electoral efectivamente se ha polarizado. Entre otras cosas porque en el humor social se mantiene 'el modo grieta, y por los propios movimientos de armado de listas que llevaron a cabo las dos principales fuerzas Y es la propia polarización la que lleva a que las diferencias entre los principales espacios se acorten, si bien la fórmula Fernández Fernández es la que mantiene el primer lugar".
"Se observa una franja del electorado que está más escéptica, que por el momento no opta por ninguna de las dos fórmulas de la polarización y constituye una oportunidad para las terceras fuerzas".
"Pero también es un segmento que está más enojado que el resto con la política. Por lo tanto se torna resistente a la seducción por parte de los candidatos, con la probabilidad de que finalmente no vayan a votar el 11 de agosto".
"Más que un voto oculto, lo que se percibe, excluyendo a los núcleos duros de cada espacio, es un votante 'vulnerable' o lo que se denomina habitualmente 'voto blando' que es hoy el blanco de las campañas. Es aquel votante que a diferencia de los escépticos han decidido su voto con bajo nivel de convencimiento. El que logre revertir estos votos para sí, se verá fortalecido".

Lucas Romero
Synopsis

"El escenario se ha venido polarizando de la mano de la desarticulación de una oferta de centro competitiva, y se puede ver reflejado en el incremento simultáneo en la intención de voto de los dos principales frentes electorales, que de manera combinada, pasaron de tener 64,7% de la intención de voto a tener 78,7%. Si proyectamos que parte del 4,9% de indecisos que reflejó nuestro último estudio pudieran ir a esos dos espacios, muy probablemente ambos espacios recojan más del 80% de los votos en la Primaria, algo que no se veía en la Argentina desde el 86,7% que sumaron la Alianza y el Peronismo en 1999".
"Pero el crecimiento de los dos espacios no ha venido mostrando la misma dinámica, ha venido creciendo más fuertemente el frente oficialista lo que le permitió ir achicando una diferencia que en abril era de 7,1 (para un escenario de competencia entre Macri y CFK), y que en nuestro último registro del 16 de julio, ya con las fórmulas confirmadas, es de 2,5, emparejando más la disputa".
"Teniendo en cuenta que estamos en un escenario donde la polarización probablemente esté produciendo definiciones de los votantes sin demasiado convencimiento, es decir votantes que se terminan inclinando por una u otra opción más por rechazo que por adhesión, no es descabellado pensar que cualquier evento relevante de aquí a la elección pudiera hacer cambiar de opinión a esos votantes".
"Puede haber voto vergonzante hacia ambas ofertas políticas. Hay que entender que el proceso de polarización ha producido un proceso de 'balotajización' del escenario electoral, donde los comportamiento de los electores tienden a tener más una lógica de balotaje que de Primaria o Primera Vuelta".

Pablo Mandia
Analogías

"Los estudios de esta semana confirman la híper polarización: 80 puntos es un piso y es probable que entre Alberto Fernández y Macri lleguen a 83 u 85. Nuestros estudios indican que esto último es altamente posible, y que hoy se plantea una diferencia de Alberto Fernández sobre Macri de 4 puntos".
"Conforme vemos una profundización de la polarización, que incluso se infiere como la estrategia común del oficialismo y de la oposición que encarna Alberto Fernández, a priori parece difícil que asome una sorpresa por el estilo. En ninguno de los estudios Lavagna supera los 8 puntos, y no vemos una distancia mayor a los 5 (entre Alberto y Macri)".
"Hay dudas sobre un eventual 'voto oculto', porque hasta hace unos meses era una constante encontrar un tercio de los consultados en esta posición de rechazo a ambas candidaturas. Sin embargo, hoy ese espacio aparece licuado en las encuestas en el marco de la polarización. Dado que es una constante que casi 1 de cada 4 votantes definen su voto en la última semana, no podemos descartar que ese 'voto oculto' exista, pero tampoco podemos afirmar -por su propia naturaleza de oculto- que ese voto se sesgue especialmente hacia alguna de las opciones electorales vigentes".

Juan Mayol
Opinaia

"Por lo que vemos en las últimas mediciones todo indicaría que se profundiza la polarización. Observamos una recuperación de ciertas variables del Gobierno como consecuencia de la estabilidad cambiaria: imagen presidencial, evaluación de gestión y expectativas de que la economía mejorará en el futuro. Esto impacta en una incipiente recuperación de la intención de voto del oficialismo, que ante el estancamiento de la fórmula Fernández-Fernández, se traduce -aún con cierta ventaja de la oposición- en un escenario tendiente a la paridad".
"Parece difícil un crecimiento de un tercer espacio, pero todo dependerá del comportamiento del 12% que (en nuestros estudios) aún se manifiesta indeciso, segmento refractario tanto al oficialismo -por decepción- como al kirchnerismo -por aversión-. Ese voto puede inclinarse tanto a Lavagna como a Espert, o bien retornar a Cambiemos".
"En un contexto de crisis económica y de una gestión gubernamental mal evaluada en ese plano, lo que puede observarse es cierto voto oculto hacia el Gobierno. Por la crisis, el votante kirchnerista siente que su momento para expresar su opinión con mayor legitimidad, mientras que los núcleos mas afines del Gobierno se mantienen con una actitud mas silenciosa".

Nicolás Solari
Real Time Data (RTD)

"Estamos en camino a la elección más polarizada de este siglo. Si uno mira la historia electoral del país es fácil distinguir un periodo de alta polarización -que coincide con el bipartidismo clásico que imperó pos restauración democrática- y un ciclo más reciente de polarización moderada -que coincide con el bipartidismo atenuado de 2007, 2011 y 2015-. En el primer ciclo la polarización promedió el 86%, mientras que en el segundo estuvo en el orden del 70%. Para las PASO creemos que el caudal conjunto de las dos principales fórmulas pueden estar arriba del 80%".
"Me parece que la gran sorpresa de esta elección es tener un oficialismo muy competitivo tras casi 18 meses de declinación económica. El escenario habla a las claras de las limitaciones de la oposición para construir una oferta novedosa, atractiva y convocante, y también de la habilidad del macrismo, al que muchas veces se lo ha acusado de no saber hacer política".
"En líneas generales no creo que exista un voto vergonzante porque tampoco existe un clima dominante de cuál sería un voto aceptable y cuál no. Sí creo que el alto rechazo hacia los principales candidatos puede hacer crecer el voto blanco y los niveles de abstención".

Celia Kleiman
Polldata

"Hoy se visualiza un escenario totalmente polarizado entre la fórmula de Alberto y Macri, en la medida en que estas dos figuras son las únicas opciones reales de ganar la próxima elección presidencial".
"Con respecto a si están parejos, yo prefiero hablar de escenario abierto porque en base a las encuestas y a la metodología con que se vienen realizando está dando una diferencia muy exigua, con lo cual si uno toma en cuenta el margen de error esto puede dar como ganador a una u otra forma y por una diferencia ni siquiera hoy demasiado precisa, por lo cual yo más que hablar de paridad o empate técnico prefiero decir que hay diferencias que no permiten pronosticar un ganador".
"Lavagna no creo que supere los dos dígitos, incluso dudo que llegue a los dos dígitos".
"Más que un voto vergüenza, hay un voto de electores con identificación partidaria negativa. Es decir son aquellos que te dicen "ni loco votaría a Cristina" o "ni loco votaría a Macri", pero que están ahí y no terminan de decidir a quién van a votar. De alguna manera uno está esperando a ver cuál odio supera al otro. Pero creo que esto va a jugar más en la instancia de primera vuelta, donde probablemente va a empezar a operar el voto útil".

Gustavo Marangoni
M&R

"En las PASO 2015 los votos de las dos fórmulas más votadas totalizaron el 68,8% (38,7% FPV y 30,1% Cambiemos). En la actualidad, los estudios de opinión señalan un rango entre ambas fuerzas sumadas entre 75% y 81%. Hay polarización. Respecto de las posiciones, hay coincidencia entre las encuestas de una ventaja para la fórmula FF pero con un crecimiento del binomio Macri-Pichetto en las últimas semanas".
"Quedan tres semanas de campaña. Debieran darse circunstancias muy excepcionales para que se registren sorpresas en cuanto a las distancias entre el primero y el segundo (entendiendo por esto una ventaja que se acerque a los dos dígitos) o un crecimiento de Lavagna (que se acerque a la performance de Massa 2015, 20 puntos). Quizás la performance de Espert pueda ser una sorpresa en límites acotados pero compitiendo por el tercer lugar en distritos importantes".
"Siempre hay un margen de voto vergonzante. Más en circunstancias como las actuales, donde los principales referentes de ambas fuerzas generan adhesiones firmes y rechazos altos. Hay que considerar también que en las PASO la cantidad de votantes suele ser inferior que en la primera vuelta. En 2015 la diferencia de octubre vs agosto fue de 2 millones de votos. El porcentaje del padrón que vote el 11/8 será dato clave a observar. También el de las fuerzas que no alcancen el 1,5 de los votos válidos. Allí deberán enfocarse las estrategias para sumar voluntades".

Raúl Timerman
Grupo de Opinión Pública (GOP)

"El escenario está fuertemente polarizado, relativamente parejo, con una pequeña ventaja para Alberto frente a Macri para las PASO. La tendencia hasta este momento ha sido achicar la distancia por parte de Macri. Y como faltan varios días para las elecciones, puede ser que ese proceso siga o puede ser, por otro lado, que Alberto empiece a conseguir los votos 'pan peronistas, no kirchneristas' necesarios para ganar".
"No creo que haya sorpresa o la distancia sea inesperada. Recordemos que las PASO de 2015 la distancia entre el FpV y Cambiemos fue de 8 puntos, 38 a 30, que después se achicó en la general a 37-34. O sea que 8 puntos no es una distancia inesperada y es la más alta que visualizo que se puede dar. Daría la impresión que por el límite inferior estaría alrededor de los 3 puntos, con un promedio de 5".
"Lavagna tampoco se visualiza que pueda llegar a algún número sorpresivo en las PASO. Sorpresa sería 15, 16 puntos en la elección y no creo que se alcance ese número".
"Siempre en las encuestas existe un voto vergüenza, alguien que no expresa el voto y permanece dentro del grupo de 'no sabe, no contesta'. Si Cristina sigue siendo la figura predominante dentro de la fórmula de los Fernández es posible que se llegue a una situación de balotaje y ese balotaje sea una situación de descarte".

Jorge Giacobbe
Giacobbe & Asociados

"El nivel de polarización es enorme y ya venía construido incluso antes de las candidaturas. Digamos que no importaba cuáles fueran las candidaturas, sino que cualquier candidatura de un lado iba a ser Macri y cualquier candidatura del lado de Cristina iba a significar Cristina, con sus sujetos tácitos o sus sujetos explícitos".
"Nosotros tenemos en la última encuesta 3 puntos de diferencia a favor de Alberto y de Cristina para esa elección. Ahora el asterisco es el siguiente: esa encuesta registra 1,4 de gente que dice que no va a ir a votar, es decir de ausentismo. ¿Qué pasó? El ausentismo en 2015 fue superior y yo no veo por qué más gente iría a votar en la PASO. Entonces, si la encuesta no me permite como instrumento registrar cuál es el verdadero ausentismo y la realidad tiende más a 6 que a 1,4, ahí puede haber una sorpresa e impactar en el voto de Macri: es decir, que esa distancia de 3 puntos sea un poco más más parecida a la del 15 (8 puntos en las PASO".
"Nosotros en esta última encuesta de las PASO lo tenemos a Espert arriba 3 puntos de Lavagna, pero en números tan pequeños el margen de error impacta tanto que tranquilamente puede quedar Lavagna un punto arriba".
"Respecto al voto vergüenza, en realidad ya está votando con vergüenza la mayor parte del electorado argentino, porque la visión que hay de todos los candidatos es fantasmagórica. Nosotros hacemos un ejercicio donde le pedimos a la gente que nos defina a cada candidato con una palabra: para definir a Cristina la palabra (que predomina) es 'corrupta'. Para Macri, es 'inútil'. Para Alberto, es 'panqueque'. Y para Pichetto, es 'traidor'. Entonces los argentinos tienen que ir a elegir entre una corrupta que va con un panqueque y un inútil que va con un traidor".

Gustavo Córdoba
Gustavo Córdoba & Asociados

"No existe hoy una polarización tan extrema, de paridad total, entre Macri y Alberto Fernández. En nuestros números vemos una diferencia estable en torno a los 7 puntos y medio, con un Alberto en 40 puntos y Macri en 32%/33%. Por eso, vemos un escenario de polarización atenuada por la presencia de Roberto Lavagna y José Luis Espert, que ambos -al menos en nuestros números- suman 18 o 19 puntos, y tomando encuestas de otros colegas tienen un piso mínimo de 12 o 13 puntos. Es decir que este perfil de votante de Espert y de Lavagna es el que le está impidiendo a Macri poder acceder a un escenario de polarización total".
"El Gobierno sabe que no es competitivo en primera vuelta, es más competitivo en segunda y por eso necesita adelantar los climas de opinión electoral de segunda vuelta a primera y de primera a las PASO, de tal manera de convencer a estos votantes de Lavagna y Espert que no deberían desperdiciar sus votos en octubre, que cumplan con sus candidatos en las PASO y que en octubre para definir voten a Macri".
"Ahora, no hay ninguna garantía que esa híper polarización que está proponiendo Macri solamente beneficie a Macri. puede ocurrir que beneficie a Alberto: de los dos, para mí, es el que está más cerca de llegar al 45%".

Facundo Nejamkis
Opina Argentina

"El escenario de polarización comenzó a configurarse en el 2017. Desde entonces hay dos fuerzas políticas que aún en sus peores momentos no perdieron un piso de intención de voto cercana a 30%. Esto también explica la falta de expectativa que generan las terceras o cuartas fuerzas. Quienes rechazan al Gobierno asumen que el Frente de Todos es la única alternativa para ponerle un freno y –paralelamente– quienes se oponen a que vuelva el kirchnerismo, creen que apoyar al Gobierno es la mejor manera de evitarlo. A tal punto la polarización está creciendo que no podemos descartar que, dependiendo del resultado de las PASO, pueda llegar a definirse la elección en la primera vuelta de octubre".
"Si hubiera sorpresas, que por su condición es imposible prever, tendemos a inclinarnos a que podrían venir más por quien será primero o segundo o por la distancia entre ambos, que por las terceras fuerzas". "Siempre puede haber un componente de voto vergonzante. La cuestión en esta elección es que en relación a los dos campos políticos principales podrían existir diversas razones para ocultar el voto. A la hora de analizar una encuesta, por ejemplo, siempre es pertinente poner el ojo en ese porcentaje que dice que está indeciso o incluso que votará en blanco".

Federico González
Federico González & Asociados

"Coincido en que el escenario está polarizado, pero no híper polarizado ni ultra polarizado, aunque pueda estarlo a futuro. De acuerdo a nuestros números, el coeficiente de polarización actual para un escenario de PASO ascendería a 71% sin proyectar indecisos y a 77,8% proyectándolos. A nivel nacional, proyectando indecisos, los números que actualmente manejamos son: 41,9% para la fórmula Fernández-Fernández, versus 35,8% para Macri-Pichetto(con un nivel de error de +/- 2.7%)".
"Calificaría a la diferencia de 6,1% a favor del Frente de Todos como una diferencia significativa pero no concluyente. A nivel provincial, en cambio, nuestra diferencia de 3.2% a favor de Kicillof (39,8%) respecto de María Eugenia Vidal (36,6%) sí se ubica más en una zona de relativa paridad".
"Creo que la mayor incertidumbre y volatilidad podría estar más en la distancia y/u orden entre primero y segundo que en una eventual subida del tercero (un Lavagna en 15 puntos, por ejemplo)".
"Considero también que, en términos de sorpresas menores, podría también ocurrir que José Luis Espert termine más cerca de Lavagna que lo que hoy se viene proyectando".
"El voto vergüenza es un fenómeno que puede presentarse cuando existen razones de época que lo propician. En tal sentido, la grieta ideológica es tanto una ocasión para la existencia de un voto declamado con pasión militante como para un voto tímido que tiende a esconderse ante el peso de miradas descalificadoras, reales o imaginarias. Es una posibilidad que debe tenerse en cuenta. Más entre votantes que finalmente terminen inclinándose por Macri-Pichetto".

Martín Romeo
SOLO Comunicación

"El escenario tiende a la polarización tanto en la agenda de opinión pública como en la agenda de los medios. Se produce un círculo vicioso en el que la agenda mediática muestra mayoritariamente las acciones y actividades de los candidatos con mayor intención de voto que reciben más publicidad y visibilidad y potencian en el electorado la tensión de elegir entre alguno de ellos como resultado de la menor aparición de las restantes opciones electorales".
"Los análisis, generalmente, se hacen bajo las condiciones actuales de la coyuntura y sugieren que no debería haber ninguna 'sorpresa' o, técnicamente, ninguna fuerza ubicada por fuera del margen de error de su estimación. Es imposible estimar qué podría suceder ante la aparición de eventos extraordinarios que pueden ir desde una catástrofe hasta una muerte, un escándalo de corrupción o violencia, una feroz corrida cambiaria".
"El escenario de fuerte polarización reduce a la mínima expresión otras opciones y va estrangulando a los indecisos. En consecuencia, no se observa un ocultamiento de la intención de voto".

Martha Reale
Reale Dallatorre Consultores (RDT)

"Se ingresó en una fase de polarización aguda y con una paridad inédita si se considera el escenario para una eventual segunda vuelta. No obstante, en virtud de la dinámica que registran los índices de intención de voto, hoy suena factible que dicho contexto pueda cristalizarse en las generales de octubre".
"No observamos la posibilidad de un 'batacazo' por parte de alguno de los candidatos de la tercera vía. Sí verificamos un escenario de mayor incertidumbre respecto a la diferencia entre las fuerzas mayoritarias. Principalmente, porque resulta muy dificultoso dilucidar el comportamiento que tendrá el elector bonaerense en el cuarto oscuro y cómo ello impactará en la distancia entre ambos espacios".
"La gobernadora Vidal tiene chances de imponerse ante su principal rival, Axel Kicillof. Pero hasta el momento dicha posibilidad pende de la concreción de un porcentaje de corte de boleta, en su favor. todas las hipótesis deben considerarse a partir de los vigorosos cambios de humor social, registrados en el último bimestre. María Eugenia Vidal está en condiciones de impulsar la fórmula Macri-Pichetto, pero también de perecer producto de la tracción impuesta por la fórmula Fernández-Fernández. Cualquiera de los postulados anteriormente mencionados, tendrá necesariamente un efecto en la distanciaentre una fórmula presidencial y la otra".
"En la actualidad alrededor de un 25% de los electores de la tercera vía afirma que podría modificar su voto de cara a las PASO, ante la amenaza de una victoria del kirchnerismo. Dicho sector estaría dispuesto a canjear desencanto por pragmatismo. Sólo resta saber en qué medida lo ejecutará".

Pablo Romá
Circuitos

"El escenario tiende cada vez más a la polarización, fundamentalmente porque se ponen en juego dos propuestas de país con características antagónicas y vemos que al resto de las fuerzas les está costando generar una propuesta alternativa que pueda desacoplar lo que hoy representan Juntos para el Cambio y el Frente de Todos".
"En términos de intención de votos, observamos que Alberto Fernández tiene una ventaja de alrededor de 8 puntos sobre Mauricio Macri en la provincia de Buenos Aires".
"Es muy significativa la presencia de Sergio Massa acompañando a Alberto Fernández en la campaña, indica que la ventaja hoy no es decisiva y aparece como necesidad tratar de ganar el voto de sectores que no eran afines al kirchnerismo".
"En esta instancia de PASO, no vemos mucha margen para sorpresas pero queda por ver el comportamiento de los indecisos".

Facundo Mordasini
Consultora de Imagen y Gestión Política (CIGP)

"La última medición que realizamos continúa indicando un escenario polarizado entre Alberto Fernandez y Mauricio Macri".
"Los números reflejan una leve ventaja para los Fernández, pero debemos tener en cuenta que la diferencia entre estas está en 3,4%, enmarcándose en lo que se denomina un empate técnico".
"Por el momento la tercera fuerza encabezada por Lavagna no estaría superando los 7,5% de intención de voto".
"Por el momento no observamos la posibilidad de que haya un voto oculto que se dirija hacia otras fuerzas que no sean las principales. Lo que sí se puede considerar es que parte de los votantes de Consenso Federal, y al mismo tiempo la mayoría de los que eligen a José Luis Espert, tienen un perfil más cercano a los votantes de la coalición Juntos por el Cambio. Esto nos permite pensar que si Alberto Fernandez no logra ganar en primera vuelta muchos de estos electores elegirán durante el balotaje al actual presidente Macri".

Sebastián Lopes Perera
Marketing & Estadística

"Sobre la base de nuestras encuestas, la elección está polarizada. Entre Alberto y Macri concentran casi el 75% de los votos. Respecto al resultado entre ambos, tenemos una diferencia proyectada del orden de los 5 a 7 puntos entre el primero y el segundo, a favor de Alberto F., distancia que en los últimos 3 meses se viene acortando; y de acá a las PASO tal vez siga la misma tendencia de acercamiento".
"Los cambios más significativos que se observan son que la imagen del presidente mejora y comenzó a trasladarse al voto, y que hay una caída en la intención de voto a Lavagna. Fernández está estable y lo mismo notamos con Espert".
"No parecería haber una conducta sistemática de ocultar las opiniones por vergüenza o rechazo a los candidatos; nosotros usamos una metodología multiplataforma online que permite al encuestado tener mucha libertad al responder, tal vez eso ayude a que podamos tener una baja proporción de gente que no responde esas preguntas".


VOLVER top